Ir al contenido principal

HISTORIAS DE RESILIENCIA: INDRA NOOYI



Indra Nooyi es presidente y CFO de Pepsico. Es una de las top executives en Estados Unidos, siendo la mujer de más alto rango de origen hindú. La que declaró alguna vez en una entrevista que "ser mujer, inmigrante y de color, lo hacía tres veces más difícil".

Desde joven, rompió las reglas de la clase conservadora a la que pertenecía en su natal India. Se unió a un grupo de cricket y tocaba la guitarra en una banda de rock. En ese entonces, recuerda que su madre todos los días después de comer, le preguntaba a ella y a su hermana que querían ser de grandes. Ellas debían traer diferentes ideas y su madre recompensaría la mejor idea cada día.

Se graduó en Química, Física y Matemáticas e ingresó al Indian Institute of Management en Calcuta para realizar un MBA. Después de trabajar en su natal India para Johnson & Johnson, consideró que no estaba suficientemente preparada para el mundo de los negocios y determinada a estudiar en los Estados Unidos, aplicó y fue aceptada en la Universidad de Yale.

Pese a recibir ayuda económica por parte de Yale, tuvo que trabajar como recepcionista por las noches e incluso asistir a una entrevista con una prestigiada firma de consultoría de negocios, usando su sari (traje hindú) “pues no tenía dinero para comprar ropa”. En otra de sus biografías se dice que en realidad ella no se sentía cómoda con utilizar vestimenta occidental. Después de ser rechazada en esa entrevista, se dirigió a un profesor de la universidad, quien le preguntó qué usaría si estuviese en la India. Su respuesta fue “un sari” y fue entonces cuando el profesor le recomendó ser ella misma y utilizar lo que a ella le fuese confortable. 

Indra siguió su consejo y se presentó la siguiente vez con su atuendo hindú. Ella obtuvo el trabajo y ha seguido esta filosofía por el resto de su carrera: ser ella, nunca tratar de cambiar sus creencias básicas y la confianza en sí misma, como ella dice: “No tengo que ser americana para jugar en la vida corporativa”.

Después de trabajar para Boston Consulting Group, Motorola, y ABB, fue en 1994 cuando recibió la oferta de Pepsico;  seis años después fue promovida al puesto de Chief Financial Officer, y solo un año más tarde como CEO de Pepsico. Al respecto Nooyi comentó “ Si quieres alcanzar la dirección de una compañía, tienes que decir que trabajarás el doble de duro que tus contrapartes (masculinas)”.

De Nooyi se dice que mientras en el trabajo es la encargada de maniobras de negocios y movimientos multimillonarios, entrar a su casa es como entrar a un santuario de calma. En ella se toca música carnática (música clásica del Sur de la India) 18 horas al día,  "es como entrar a un templo".

¿Piensa que sus convicciones religiosas le ayudan a hacer un mejor trabajo en el mundo corporativo? “No se si me ayuda a hacer un mejor trabajo, pero ciertamente me tranquiliza… hay veces que hay tanto estrés entre la oficina y la casa tratando de ser esposa, madre, nuera y ejecutiva corporativa; entonces cierras tus ojos y ves un templo como Tirupati y de pronto sientes ‘Hey, puedo tomar en el mundo’ El Hinduismo flota a tu alrededor, y te hace sentir de alguna manera invencible".

¿ Es difícil ser madre y ejecutiva a la vez? Nooyi admite y dice “Tu puedes apartarte del hecho de ser ejecutiva, pero no del hecho de ser madre, entre los dos roles, el de ser madre viene primero”. Ella cree que una mujer debe elegir al esposo adecuado, que la apoye.

Al preguntarle a quien recurre en momentos difíciles, Nooyi responde: "a mi madre y a mi creencia en Dios". Respecto a la primera dice “Si todo falla, la llamo a medianoche y ella me escucha, y probablemente haga una promesa de ir a Tirupati”.

Indra Nooyi, es ejemplo de resilencia para muchas mujeres que pueden como ella, aprender a ser resilientes, si cuentan con las habilidades para hacerlo.

A ser resiliente, también se aprende.


Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

Si hay una mujer en la historia de México reconocida por su arte es Frida Kahlo. Magdalena Carmen Frida (así se llamaba) quien plasmó en todas sus obras no solo el dolor sino su visión del mundo aprendió a ser resiliente desde niña.
Las secuelas de poliomelitis la hicieron objeto de las burlas de sus compañeras, situación que según sus biografías le hacia llenarse de rabia, pero también la motivó a redoblar sus esfuerzos para ser la mejor: lo mismo nadaba que corría o andaba en bicicleta; algunos de esos comentarios le lastimaban, y cómo no hacerlo, cómo acostumbrarse a un defecto físico, si todo el tiempo se lo recordaban.
Fue el amor de su padre Wilhem (Guillermo) lo que la impulsó a salir adelante, no por que carecería del de su madre, pero que debido al carácter rígido de ésta, la relación con el primero le era mucho más cercana. Wilhem dispuso que recibiera rehabilitación y la inscribió, a pesar de las protestas de su madre, a la Escuela Nacional de Preparatoria, que en aquel enton…

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

La semana pasada falleció uno de los líderes más importantes y respetados de nuestros tiempos: Nelson Mandela, Madiba, como le llamaban cariñosamente fue una figura reconocida no solo por su gran carisma y liderazgo, sino también por su capacidad para afrontar grandes adversidades a lo largo de su vida, es decir, su resiliencia personal.

Quizá la más conocida de las adversidades que tuvo que afrontar, fue la de pasar 27 años en prisión, por motivos políticos,17 de ellos en Robben Island y los 10 restantes en diferentes prisiones,pero sin que ello causará aparente mella en su ánimo pues se dice, que a pesar de estar recluido en condiciones precarias, en las ocasiones en las que se le permitía salir de su celda, él agradecía de buena gana a sus celadores y les bendecía.
Pero su rebelión en contra del Apartheid, que le valiera haber pasado una tercera parte de su vida en prisión, no fue la única adversidad que tuvo que afrontar: el divorcio de Winny, su esposa, se dice por infidelidad de …

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?

Seguramente has escuchado este dicho. Se dice de una persona aparentemente fría, pero que en el fondo puede ser apasionada. Pero la realidad de tener las manos frías dista mucho del dicho, y aquí queremos explicártelo.

Tener las manos frías no es solo una sensación bastante incómoda, sino también puede ser signo de un problema circulatorio. En ocasiones, tener la temperatura muy por debajo de los 36.5 grados (la temperatura normal del cuerpo) puede llegar a constituir un problema serio.

El Síndrome de Raynaud, por ejemplo, es un desorden o alteración, que se caracteriza por la pérdida de la coloración de las yemas de los dedos, pies y otras partes del cuerpo. Este fenómeno es resultado de una vasoconstricción, es decir, la reducción o adelgazamiento de los vasos sanguíneos, con lo cual, la circulación de la sangre y por ende, el calor, no llega a las extremidades y debido a ello, la temperatura de las manos y los pies puede disminuir considerablemente.

En ocasiones, el Síndrome de Ra…