Ir al contenido principal

LAS EMOCIONES AFECTAN TAMBIEN LA SALUD DE TU CORAZON


El corazón, no solamente es una bomba que hace circular la sangre a todo nuestro cuerpo. Tiene la capacidad de emitir por sí mismo mensajes propios. Asimismo, su salud se ve afectada por nuestras emociones: emociones positivas tales como el amor, la gratitud y el perdón ayudan a que nuestro corazón se mantenga sano, en tanto que el enojo, el miedo y la frustración lo enferman. Incluso, el llamado "Síndrome del Corazón Roto" ( su nombre científico es Miocardiopatía de Takotsubo) es un debilitamiento del músculo de corazón como resultado de un estrés intenso.
Esto es algo que tu puedes comprobar fácilmente. Solamente tienes que darte cuenta cómo responde tu corazón en ciertas situaciones, cuando estás enojada, cuando tienes miedo, o sufres de estrés: tu ritmo cardiaco aumenta, da la sensación de "salirse del pecho", incluso puede tomar la forma de una taquicardia. Ahora imagínate que esto sucede una y otra vez y muchas veces a lo largo de tu vida. El resultado: ese músculo se cansa, tenemos que aprender a relajarlo. 
Efectivamente, la actividad física, lo que llaman los instructores "cardio", tiene por objeto aumentar la frecuencia cardiaca, pero la combinación de elementos aquí es diferente. El aumento de la actividad cardiaca cuando realizamos ejercicio es producto precisamente de esto y no de la producción de hormonas como la adrenalina y el cortisol que son las hormonas del estrés.
Como ves, el manejo de nuestras emociones, entre ellas, nuestra capacidad para manejar el estrés es muy importante para mantener sano nuestro corazón. 
En Transforma tu estrés nos interesa la salud de tu corazón y te enseñamos a mantenerlo sano desde el punto de vista del manejo de tus emociones. Contáctanos.

Imagen: Ambro/ FreeDigitalPhotos.net

Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

Si hay una mujer en la historia de México reconocida por su arte es Frida Kahlo. Magdalena Carmen Frida (así se llamaba) quien plasmó en todas sus obras no solo el dolor sino su visión del mundo aprendió a ser resiliente desde niña.
Las secuelas de poliomelitis la hicieron objeto de las burlas de sus compañeras, situación que según sus biografías le hacia llenarse de rabia, pero también la motivó a redoblar sus esfuerzos para ser la mejor: lo mismo nadaba que corría o andaba en bicicleta; algunos de esos comentarios le lastimaban, y cómo no hacerlo, cómo acostumbrarse a un defecto físico, si todo el tiempo se lo recordaban.
Fue el amor de su padre Wilhem (Guillermo) lo que la impulsó a salir adelante, no por que carecería del de su madre, pero que debido al carácter rígido de ésta, la relación con el primero le era mucho más cercana. Wilhem dispuso que recibiera rehabilitación y la inscribió, a pesar de las protestas de su madre, a la Escuela Nacional de Preparatoria, que en aquel enton…

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

La semana pasada falleció uno de los líderes más importantes y respetados de nuestros tiempos: Nelson Mandela, Madiba, como le llamaban cariñosamente fue una figura reconocida no solo por su gran carisma y liderazgo, sino también por su capacidad para afrontar grandes adversidades a lo largo de su vida, es decir, su resiliencia personal.

Quizá la más conocida de las adversidades que tuvo que afrontar, fue la de pasar 27 años en prisión, por motivos políticos,17 de ellos en Robben Island y los 10 restantes en diferentes prisiones,pero sin que ello causará aparente mella en su ánimo pues se dice, que a pesar de estar recluido en condiciones precarias, en las ocasiones en las que se le permitía salir de su celda, él agradecía de buena gana a sus celadores y les bendecía.
Pero su rebelión en contra del Apartheid, que le valiera haber pasado una tercera parte de su vida en prisión, no fue la única adversidad que tuvo que afrontar: el divorcio de Winny, su esposa, se dice por infidelidad de …

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?

Seguramente has escuchado este dicho. Se dice de una persona aparentemente fría, pero que en el fondo puede ser apasionada. Pero la realidad de tener las manos frías dista mucho del dicho, y aquí queremos explicártelo.

Tener las manos frías no es solo una sensación bastante incómoda, sino también puede ser signo de un problema circulatorio. En ocasiones, tener la temperatura muy por debajo de los 36.5 grados (la temperatura normal del cuerpo) puede llegar a constituir un problema serio.

El Síndrome de Raynaud, por ejemplo, es un desorden o alteración, que se caracteriza por la pérdida de la coloración de las yemas de los dedos, pies y otras partes del cuerpo. Este fenómeno es resultado de una vasoconstricción, es decir, la reducción o adelgazamiento de los vasos sanguíneos, con lo cual, la circulación de la sangre y por ende, el calor, no llega a las extremidades y debido a ello, la temperatura de las manos y los pies puede disminuir considerablemente.

En ocasiones, el Síndrome de Ra…