Ir al contenido principal

LA ACTITUD DE LA NAVIDAD



María adora la Navidad. Año con año, desde fines de noviembre adorna su casa con motivos navideños, disfruta el olor a pino y  unos días antes comienza a preparar la cena para su familia.

Pedro, por su parte, "sufre" la Navidad, pues tiene que pagar aguinaldos, preparar la comida de la empresa para la cual trabaja y por sí fuera poco, tiene que pasar dos horas de regreso a su casa en medio del tráfico pues en esta época del año "parece que toda la gente sale de sus casas".

A Juan ni fu ni fa la Navidad. Quiero decir que Juan ni adora ni sufre la Navidad, ya que para este personaje la fecha carece de significado debido a que en su familia no acostumbraban celebrarla y desde entonces para él, esa noche es como una noche cualquiera.

" No entiendo como puedes disfrutar la Navidad" le dice Pedro a María. "Para mi es una época muy estresante, con muchos compromisos y trabajo, si pudiera me saltaría de mediados de noviembre hasta enero".

" Qué no te das cuenta- le pregunta Juan- que la Navidad es un pretexto para que los negocios vendan? Qué desde septiembre las tiendas ofrecen su mercancía con objeto de que la gente compre cosas que no necesita y regalos para otros que muchas veces ni conoce?"

María los escucha y sonríe. La verdad es que nada de lo que le digan sus compañeros la hará cambiar de opinión. “Saben - les dice – quizá tengan razón, pero yo si disfruto la Navidad”.

“Pero que terca eres! En fin allá tú”. Cada quien vuelve a lo suyo, María terminará ese día con los preparativos para esa noche especial, Pedro seguirá lamentándose y estresado y para Juan, esa noche será una más en su vida.

Todos tenemos la opción de elegir la actitud con la que encaramos las circunstancias. Lo que para unos será motivo de júbilo, para otros será de infortunio o decepción.


Qué hacer para que esta Navidad sea un momento placentero? Toma nota:


  1. Planea con anticipación. No dejes todo al final, pues esto hará que tu estrés aumente.
  2. Si vas de compras, organízate. Si puedes comprar por Internet y pedir tu envío a domicilio, hazlo.
  3. Reúnete con las personas que quieres. Sí, aunque sientas el “compromiso” de ir a la casa de la tía, celebra en el lugar que mejor te sientas.
  4. Si eres tu el anfitrión pide ayuda. Si eres invitado, ofrécela.
  5. Come moderadamente. Si se te antoja probar de todo, hazlo: prueba y no repitas. Las cenas abundantes son la principal causa de indigestión y malestar. Recuerda que siempre podrás comer otro poco de esos ricos guisos al día siguiente.
  6. Controla el consumo de alcohol. Cuando te excedes, acabas con la diversión. Si has bebido, evita conducir de regreso. 
  7. Maneja con precaución.
  8. No discutas ni trates de convencer a nadie. Haz la noche placentera a los demás.
  9. No te extralimites con regalos. Un regalo sencillo es el mejor regalo.
  10. Disfruta la velada y recuerda el motivo de la Navidad.

Una vez más, queremos darte gracias por seguirnos, y desearte

LA MEJOR DE LAS NAVIDADES!


Imagen: freedigitalphotos.net

Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

Si hay una mujer en la historia de México reconocida por su arte es Frida Kahlo. Magdalena Carmen Frida (así se llamaba) quien plasmó en todas sus obras no solo el dolor sino su visión del mundo aprendió a ser resiliente desde niña.
Las secuelas de poliomelitis la hicieron objeto de las burlas de sus compañeras, situación que según sus biografías le hacia llenarse de rabia, pero también la motivó a redoblar sus esfuerzos para ser la mejor: lo mismo nadaba que corría o andaba en bicicleta; algunos de esos comentarios le lastimaban, y cómo no hacerlo, cómo acostumbrarse a un defecto físico, si todo el tiempo se lo recordaban.
Fue el amor de su padre Wilhem (Guillermo) lo que la impulsó a salir adelante, no por que carecería del de su madre, pero que debido al carácter rígido de ésta, la relación con el primero le era mucho más cercana. Wilhem dispuso que recibiera rehabilitación y la inscribió, a pesar de las protestas de su madre, a la Escuela Nacional de Preparatoria, que en aquel enton…

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

La semana pasada falleció uno de los líderes más importantes y respetados de nuestros tiempos: Nelson Mandela, Madiba, como le llamaban cariñosamente fue una figura reconocida no solo por su gran carisma y liderazgo, sino también por su capacidad para afrontar grandes adversidades a lo largo de su vida, es decir, su resiliencia personal.

Quizá la más conocida de las adversidades que tuvo que afrontar, fue la de pasar 27 años en prisión, por motivos políticos,17 de ellos en Robben Island y los 10 restantes en diferentes prisiones,pero sin que ello causará aparente mella en su ánimo pues se dice, que a pesar de estar recluido en condiciones precarias, en las ocasiones en las que se le permitía salir de su celda, él agradecía de buena gana a sus celadores y les bendecía.
Pero su rebelión en contra del Apartheid, que le valiera haber pasado una tercera parte de su vida en prisión, no fue la única adversidad que tuvo que afrontar: el divorcio de Winny, su esposa, se dice por infidelidad de …

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?

Seguramente has escuchado este dicho. Se dice de una persona aparentemente fría, pero que en el fondo puede ser apasionada. Pero la realidad de tener las manos frías dista mucho del dicho, y aquí queremos explicártelo.

Tener las manos frías no es solo una sensación bastante incómoda, sino también puede ser signo de un problema circulatorio. En ocasiones, tener la temperatura muy por debajo de los 36.5 grados (la temperatura normal del cuerpo) puede llegar a constituir un problema serio.

El Síndrome de Raynaud, por ejemplo, es un desorden o alteración, que se caracteriza por la pérdida de la coloración de las yemas de los dedos, pies y otras partes del cuerpo. Este fenómeno es resultado de una vasoconstricción, es decir, la reducción o adelgazamiento de los vasos sanguíneos, con lo cual, la circulación de la sangre y por ende, el calor, no llega a las extremidades y debido a ello, la temperatura de las manos y los pies puede disminuir considerablemente.

En ocasiones, el Síndrome de Ra…