Ir al contenido principal

LA LISTA DE PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO


Para muchas personas, es casi obligado tener una lista de propósitos para iniciar el año. Es el compromiso que parecemos adquirir con nosotros mismos en nuestro intento de ser mejores.

Gimnasios y clínicas para bajar de peso y dejar de fumar, quizá sean los negocios más favorecidos los primeros meses del año, en los que la mayoría de la gente busca conseguir sus propósitos de bajar de peso y dejar los “ malos hábitos”.

Desafortunadamente, para muchas de ellas, la imposibilidad de ver cumplidos sus propósitos se repite una y otra vez.

¿Por qué resulta tan difícil cumplir esos propósitos de año nuevo? ¿Por qué la mayoría los abandona en el segundo trimestre del año? ¿ Qué necesitaremos para conseguirlos? A continuación una lista, no de propósitos, pero si de explicaciones sobre ellos y recomendaciones para ayudarte a lograr tus propósitos de año nuevo.

1.     Tener muchos propósitos. Tener una larga lista de propósitos puede ser la razón por la cual no podamos conseguirlos. Valdría la pena concentrarse en uno o dos, que a su vez, estén ligados a tus objetivos o valores personales (lo explicaremos en el siguiente punto).

2.     Los propósitos deben ser significativos. Para poder acotar nuestra lista, es necesario que determinemos cuales de esos propósitos, son realmente importantes para nuestra vida. Por ejemplo, ser talla 5 puede ser irrelevante a menos que seas un (a) modelo que dependa de su imagen corporal.

3.     Los propósitos deben ser específicos. “Ser feliz” puede ser un excelente propósito para iniciar el año, pero es poco específico. En este caso, conviene traducir el “ser feliz” en acciones más concretas como realizar actividades que nos procuren placer, pasar más tiempo en familia, disfrutar más lo que hacemos o prestar menos atención a las cosas que nos desagradan.

4.     Los propósitos deben generarte el suficiente entusiasmo para permanecer en su búsqueda, es decir, que te mantengan motivado y comprometido. Los propósitos que no generan entusiasmo, son abandonados en cuanto se presentan obstáculos para su logro.

5.     Los propósitos no deben depender de factores externos. Para asegurarte de poderlos cumplir los propósitos deben depender prácticamente de ti. “Ser promovido en el trabajo” puede ser un propósito en el que tu desempeño sea un factor de gran peso, pero quizá entren también otros factores en juego como las  oportunidades dentro de la compañía, las decisiones de los jefes, el desempeño de otros que también buscan ser promovidos, etc.

6.     Los propósitos para convertirse en realidad, deben contar con un plan de acción, es decir acciones concretas que te llevarán a conseguir esos propósitos: levantarte más temprano para poder ir al gimnasio, rodearte de la gente que apoyará tus planes, etc.

7.     La visualización de tus propósitos. Visualizar tus propósitos por sí mismo, no te llevará a conseguirlos, pero si contribuirá a darles forma. Visualizarte como una persona diferente te hará confiar en tus capacidades para lograr tus objetivos, además de que te permitirá identificarte con tu nuevo ser.

Como recomendación, te sugerimos que si dentro de tus propósitos está el aprender a manejar tus emociones y tu respuesta frente al estrés, mejorar tu salud y estilo de vida, así como aumentar tu resiliencia personal, visites www.transformatuestres.com

¡¡Feliz Año 2013!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

La semana pasada falleció uno de los líderes más importantes y respetados de nuestros tiempos: Nelson Mandela, Madiba, como le llamaban cariñosamente fue una figura reconocida no solo por su gran carisma y liderazgo, sino también por su capacidad para afrontar grandes adversidades a lo largo de su vida, es decir, su resiliencia personal.

Quizá la más conocida de las adversidades que tuvo que afrontar, fue la de pasar 27 años en prisión, por motivos políticos,17 de ellos en Robben Island y los 10 restantes en diferentes prisiones,pero sin que ello causará aparente mella en su ánimo pues se dice, que a pesar de estar recluido en condiciones precarias, en las ocasiones en las que se le permitía salir de su celda, él agradecía de buena gana a sus celadores y les bendecía.
Pero su rebelión en contra del Apartheid, que le valiera haber pasado una tercera parte de su vida en prisión, no fue la única adversidad que tuvo que afrontar: el divorcio de Winny, su esposa, se dice por infidelidad de …

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

Si hay una mujer en la historia de México reconocida por su arte es Frida Kahlo. Magdalena Carmen Frida (así se llamaba) quien plasmó en todas sus obras no solo el dolor sino su visión del mundo aprendió a ser resiliente desde niña.
Las secuelas de poliomelitis la hicieron objeto de las burlas de sus compañeras, situación que según sus biografías le hacia llenarse de rabia, pero también la motivó a redoblar sus esfuerzos para ser la mejor: lo mismo nadaba que corría o andaba en bicicleta; algunos de esos comentarios le lastimaban, y cómo no hacerlo, cómo acostumbrarse a un defecto físico, si todo el tiempo se lo recordaban.
Fue el amor de su padre Wilhem (Guillermo) lo que la impulsó a salir adelante, no por que carecería del de su madre, pero que debido al carácter rígido de ésta, la relación con el primero le era mucho más cercana. Wilhem dispuso que recibiera rehabilitación y la inscribió, a pesar de las protestas de su madre, a la Escuela Nacional de Preparatoria, que en aquel enton…

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?

Seguramente has escuchado este dicho. Se dice de una persona aparentemente fría, pero que en el fondo puede ser apasionada. Pero la realidad de tener las manos frías dista mucho del dicho, y aquí queremos explicártelo.

Tener las manos frías no es solo una sensación bastante incómoda, sino también puede ser signo de un problema circulatorio. En ocasiones, tener la temperatura muy por debajo de los 36.5 grados (la temperatura normal del cuerpo) puede llegar a constituir un problema serio.

El Síndrome de Raynaud, por ejemplo, es un desorden o alteración, que se caracteriza por la pérdida de la coloración de las yemas de los dedos, pies y otras partes del cuerpo. Este fenómeno es resultado de una vasoconstricción, es decir, la reducción o adelgazamiento de los vasos sanguíneos, con lo cual, la circulación de la sangre y por ende, el calor, no llega a las extremidades y debido a ello, la temperatura de las manos y los pies puede disminuir considerablemente.

En ocasiones, el Síndrome de Ra…