10 libros que todo psicólogo debe leer

Imagen
La Psicología es un campo en constante evolución, de ahí la importancia de quienes nos dedicamos a esta profesión estemos en permanente actualización. Una de las formas de lograrlo, además del entrenamiento, es la lectura. 

Gracias a los avances tecnológicos, hoy podemos acceder a una cantidad ilimitada de libros y otros materiales incluso en la red. Aunque personalmente prefiero los libros impresos, los electrónicos, tienen además la ventaja de ser más económicos.

Por otro lado, la globalización nos obliga a leer no solo en nuestro idioma nativo, sino también en otros idiomas. Aunque existe un número importante de libros traducidos al español, leer en inglés y otros idiomas es una asignatura obligada.

Con base en estas ideas, he elaborado esta lista de libros que forman parte de mi biblioteca. Aunque no son tan nuevos la mayor parte de ellos, considero son una buena recomendación si no los has leído. Espero que sean de tu interés: 


1. The Brain that changes itself, Norman Doidge

Este fasc…

PIENSO LUEGO ACTUO (Y también me estreso?)




Imagínate en este momento que algo terrible está sucediendo en la escuela de tu hijo, que tu pareja te está siendo infiel o que estás a punto de perder tu empleo. Cualquiera de estas ideas puede activar tu sistema de alerta (o lo que conocemos como respuesta de ESTRÉS) y hacerte pasar un muy mal rato. 

Tu corazón empieza a latir más rápido, aún cuando estés sentado frente a tu computadora, puedes sentir como un sudor frío recorre tu cuerpo, o como una concha parecida a la de las tortugas se forma en tu espalda.

La cosa se complica si empiezas a “atar cabos”, si empiezas a reunir “evidencia” de que tu pareja está en malos pasos, de que la escuela a la que asiste tu hijo no tiene, según tú, los elementos de seguridad suficientes, o de que tu jefe te tiene mala voluntad.

Acto seguido, hablas a la escuela de tu hijo para confirmar que todo está en orden. Lo mismo le hablas a tu pareja con un casual ¿qué haces? O te acercas con cualquier pretexto a tu jefe y sacas la conversación de la seguridad laboral tratando de no mostrarte preocupado.

La célebre Pienso luego existo, puede ser utilizada también para expresar la relación entre nuestros pensamientos y nuestras conductas, así como la frase atribuida a Buda que reza “Ningún enemigo puede hacerte más daño que tus propios pensamientos”. Pero que hay atrás de nuestros pensamientos y que impacto tienen en nuestras emociones y conductas? A continuación te lo explicamos.

El efecto que tienen nuestros pensamientos en nuestras emociones y conductas es la piedra angular de las terapias cognitivo conductuales (TCC). Son los pensamientos los que disparan nuestras emociones y no al revés. Y no son los hechos como tal, sino nuestra interpretación acerca de ellos lo que dispara nuestras emociones.

Si pensamos de manera racional y objetiva respecto de los hechos, nuestras emociones resultantes serán en consecuencia equilibradas; pero si por el contrario, nuestros pensamientos son irracionales y distorsionados, estos son la base de estados como el estrés, la angustia e incluso la DEPRESION.

Este tipo de pensamientos se constituyen en PATRONES de pensamiento, fundamentados en CREENCIAS sumamente arraigadas en nuestra psique. Dichos patrones son la base de que “en automático” generemos pensamientos negativos (o irracionales o distorsionados). Este tipo de pensamientos se le conoce como pensamientos automáticos negativos (ANTs en inglés).

Cambiar éstos por “pensamientos positivos” puede no ser tan fácil como se piensa. “Deja de pensar” o “piensa positivo” puede ser un reto, cuando estos pensamientos se encuentran sumamente arraigados, sin  embargo es posible lograrlo. El método por excelencia que se utiliza en la terapia cognitivo conductual es el Debate. A través de este método, basado en preguntas que el terapeuta hace, el cliente genera nuevos pensamientos o interpretaciones de un acontecimiento que son más adaptativos y funcionales.

Por medio del Debate, el cliente reconoce y se da cuenta de que sus pensamientos carecen de lógica y son poco adaptativos.

Acabar con la “infestación de hormigas” (ANTs) es requisito indispensable para una buena salud mental y por supuesto, para transformar el estrés en energía productiva. No lo crees?

Visítanos

www.transformatuestres.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?