Ir al contenido principal

PIENSO LUEGO ACTUO (Y también me estreso?)




Imagínate en este momento que algo terrible está sucediendo en la escuela de tu hijo, que tu pareja te está siendo infiel o que estás a punto de perder tu empleo. Cualquiera de estas ideas puede activar tu sistema de alerta (o lo que conocemos como respuesta de ESTRÉS) y hacerte pasar un muy mal rato. 

Tu corazón empieza a latir más rápido, aún cuando estés sentado frente a tu computadora, puedes sentir como un sudor frío recorre tu cuerpo, o como una concha parecida a la de las tortugas se forma en tu espalda.

La cosa se complica si empiezas a “atar cabos”, si empiezas a reunir “evidencia” de que tu pareja está en malos pasos, de que la escuela a la que asiste tu hijo no tiene, según tú, los elementos de seguridad suficientes, o de que tu jefe te tiene mala voluntad.

Acto seguido, hablas a la escuela de tu hijo para confirmar que todo está en orden. Lo mismo le hablas a tu pareja con un casual ¿qué haces? O te acercas con cualquier pretexto a tu jefe y sacas la conversación de la seguridad laboral tratando de no mostrarte preocupado.

La célebre Pienso luego existo, puede ser utilizada también para expresar la relación entre nuestros pensamientos y nuestras conductas, así como la frase atribuida a Buda que reza “Ningún enemigo puede hacerte más daño que tus propios pensamientos”. Pero que hay atrás de nuestros pensamientos y que impacto tienen en nuestras emociones y conductas? A continuación te lo explicamos.

El efecto que tienen nuestros pensamientos en nuestras emociones y conductas es la piedra angular de las terapias cognitivo conductuales (TCC). Son los pensamientos los que disparan nuestras emociones y no al revés. Y no son los hechos como tal, sino nuestra interpretación acerca de ellos lo que dispara nuestras emociones.

Si pensamos de manera racional y objetiva respecto de los hechos, nuestras emociones resultantes serán en consecuencia equilibradas; pero si por el contrario, nuestros pensamientos son irracionales y distorsionados, estos son la base de estados como el estrés, la angustia e incluso la DEPRESION.

Este tipo de pensamientos se constituyen en PATRONES de pensamiento, fundamentados en CREENCIAS sumamente arraigadas en nuestra psique. Dichos patrones son la base de que “en automático” generemos pensamientos negativos (o irracionales o distorsionados). Este tipo de pensamientos se le conoce como pensamientos automáticos negativos (ANTs en inglés).

Cambiar éstos por “pensamientos positivos” puede no ser tan fácil como se piensa. “Deja de pensar” o “piensa positivo” puede ser un reto, cuando estos pensamientos se encuentran sumamente arraigados, sin  embargo es posible lograrlo. El método por excelencia que se utiliza en la terapia cognitivo conductual es el Debate. A través de este método, basado en preguntas que el terapeuta hace, el cliente genera nuevos pensamientos o interpretaciones de un acontecimiento que son más adaptativos y funcionales.

Por medio del Debate, el cliente reconoce y se da cuenta de que sus pensamientos carecen de lógica y son poco adaptativos.

Acabar con la “infestación de hormigas” (ANTs) es requisito indispensable para una buena salud mental y por supuesto, para transformar el estrés en energía productiva. No lo crees?

Visítanos

www.transformatuestres.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

Si hay una mujer en la historia de México reconocida por su arte es Frida Kahlo. Magdalena Carmen Frida (así se llamaba) quien plasmó en todas sus obras no solo el dolor sino su visión del mundo aprendió a ser resiliente desde niña.
Las secuelas de poliomelitis la hicieron objeto de las burlas de sus compañeras, situación que según sus biografías le hacia llenarse de rabia, pero también la motivó a redoblar sus esfuerzos para ser la mejor: lo mismo nadaba que corría o andaba en bicicleta; algunos de esos comentarios le lastimaban, y cómo no hacerlo, cómo acostumbrarse a un defecto físico, si todo el tiempo se lo recordaban.
Fue el amor de su padre Wilhem (Guillermo) lo que la impulsó a salir adelante, no por que carecería del de su madre, pero que debido al carácter rígido de ésta, la relación con el primero le era mucho más cercana. Wilhem dispuso que recibiera rehabilitación y la inscribió, a pesar de las protestas de su madre, a la Escuela Nacional de Preparatoria, que en aquel enton…

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

La semana pasada falleció uno de los líderes más importantes y respetados de nuestros tiempos: Nelson Mandela, Madiba, como le llamaban cariñosamente fue una figura reconocida no solo por su gran carisma y liderazgo, sino también por su capacidad para afrontar grandes adversidades a lo largo de su vida, es decir, su resiliencia personal.

Quizá la más conocida de las adversidades que tuvo que afrontar, fue la de pasar 27 años en prisión, por motivos políticos,17 de ellos en Robben Island y los 10 restantes en diferentes prisiones,pero sin que ello causará aparente mella en su ánimo pues se dice, que a pesar de estar recluido en condiciones precarias, en las ocasiones en las que se le permitía salir de su celda, él agradecía de buena gana a sus celadores y les bendecía.
Pero su rebelión en contra del Apartheid, que le valiera haber pasado una tercera parte de su vida en prisión, no fue la única adversidad que tuvo que afrontar: el divorcio de Winny, su esposa, se dice por infidelidad de …

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?

Seguramente has escuchado este dicho. Se dice de una persona aparentemente fría, pero que en el fondo puede ser apasionada. Pero la realidad de tener las manos frías dista mucho del dicho, y aquí queremos explicártelo.

Tener las manos frías no es solo una sensación bastante incómoda, sino también puede ser signo de un problema circulatorio. En ocasiones, tener la temperatura muy por debajo de los 36.5 grados (la temperatura normal del cuerpo) puede llegar a constituir un problema serio.

El Síndrome de Raynaud, por ejemplo, es un desorden o alteración, que se caracteriza por la pérdida de la coloración de las yemas de los dedos, pies y otras partes del cuerpo. Este fenómeno es resultado de una vasoconstricción, es decir, la reducción o adelgazamiento de los vasos sanguíneos, con lo cual, la circulación de la sangre y por ende, el calor, no llega a las extremidades y debido a ello, la temperatura de las manos y los pies puede disminuir considerablemente.

En ocasiones, el Síndrome de Ra…