Ir al contenido principal

7 ESTRATEGIAS PARA MANEJAR EL ESTRES





Que manejar el estrés es una habilidad personal y clave para la productividad, el bienestar y la salud lo hemos dicho en innumerables ocasiones y así lo hicimos la semana pasada en uno de nuestros talleres sobre este tema. Pero cómo hacerlo? 

La experiencia nos dice que es a través de estrategias, basadas en la evidencia y el conocimiento, que ayuden a fortalecer a las personas y organizaciones con las que trabajamos y a las que agradecemos la oportunidad de hacerlo.

Y como muestra de agradecimiento, en esta ocasión queremos compartirte 7 de estas estrategias.

Partiendo de lo que ha dicho nuestra colega en Montreal, Sonia Lupien, la mejor forma de lidiar con el estrés es conocerlo bien, entre mayor sea nuestro conocimiento sobre éste, mayor será nuestra capacidad para afrontarlo. Estas son 7 estrategias para manejar el estrés:

Estrategia no. 1 – CONOCE A TU “ENEMIGO”.

Hemos entrecomillado la palabra “enemigo”, porque como hemos dicho, el estrés no es bueno ni malo, finalmente es un sistema de alerta que nos protege de lo que percibimos como una amenaza.

Qué debes hacer: Lee, infórmate, pregunta por nuestras pláticas, talleres y consultoría.

___

Una vez que entendemos que es el estrés, estamos en condiciones de manejarlo exitosamente. Una de las primeras cosas que hay que saber sobre él, es cómo afecta nuestra fisiología, poniendo muchos de nuestros sistemas “a la alza” como la respiración, el ritmo cardiaco, la presión arterial, la sudoración, la motilidad intestinal, entre otros, por efecto de la activación de nuestro sistema simpático (una de las ramificaciones de nuestro sistema nervioso). Cuando sabemos esto, entendemos por qué al estrés se le asocia con un gran número de padecimientos. Y podemos entonces practicar técnicas que nos permitan poner en marcha el sistema antagonista, que es el sistema parasimpático. Popularmente conocidas como “técnicas de relajación” que ayudan o potencian la tendencia natural de nuestro organismo al equilibrio (homeostasis). 

Estrategia no. 2 – EQUIPATE.

Aprende y utiliza DIARIAMENTE técnicas que te ayuden a relajarte y/o poner en marcha tus mecanismos homeostáticos. Recalcamos la palabra DIARIAMENTE, porque no es magia, hay que ser constantes y disciplinados.

Qué debes hacer: Práctica la respiración diafragmática, la relajación muscular progresiva y la visualización. Si deseas más información sobre éstas, consúltanos. Dichas técnicas forman parte de nuestra “currícula obligada” para quienes participan en nuestros talleres y pacientes en consulta individual.

___

Conviene también que sepas, que a diferencia de lo que ocurría con nuestros antepasados que tenían que enfrentar o huir del tigre, el estrés que vivimos hoy día es principalmente resultado de nuestros pensamientos y de la manera en que interpretamos las situaciones que se nos presentan. Por lo que formularemos:

Estrategia no. 3.- ANALIZA

Aprende a identificar qué situaciones te generan estrés y el por qué de ello.

Qué debes hacer: Vigila tus pensamientos, aprende a identificarlos y corrige. La terapia cognitiva conductual es la terapia de elección para trabajar estos temas. Pregunta por nuestra consulta individual.


Estrategia no. 4.- ADMINISTRA TUS BALAS

Esta estrategia se relaciona también con el trabajo cognitivo, pues resulta clave para la supervivencia saber cuando utilizar el armamento y cuando no. Es decir, identificar qué situaciones ameritan la respuesta de estrés y cuales no. Esto, aunque en principio resulta una acción “instintiva” con la práctica, es posible utilizarla a voluntad.

Qué debes hacer: Utiliza la estrategia no. 3


Estrategia no. 5.- TOMA PERSPECTIVA

Una estrategia muy eficaz debido a que mucho de nuestro estrés deriva en ocasiones de la tendencia a “catastrofizar” situaciones, por lo que dimensionar los problemas en su justa medida nos ayuda considerablemente.

Qué debes hacer: Mismas de la estrategia no. 3

___

Si además de lo anterior, agregamos la velocidad a la cual vivimos, la necesidad de ser competitivos y los malos hábitos que poseemos en general, la importancia de tener balance de vida y un estilo de vida saludable, son esenciales, por lo que la siguiente estrategia la formularemos como:

Estrategia no. 6.- DISCIPLINATE

Qué debes hacer: Adquiere buenos hábitos. Pregunta por nuestras pláticas para Dejar de Fumar, Dormir Bien para Vivir Mejor, Administración del Tiempo y Balance de Vida. Por cierto: el ejercicio es útil, pero necesitamos trabajar también el cerebro y el corazón, es decir, tus pensamientos y tus emociones.

___

Para concluir, señalaremos la importancia del optimismo y la esperanza, como actitudes clave para afrontar las adversidades, que provienen de una elevada autoestima, la confianza en tus capacidades, y la posibilidad de visualizar un futuro mejor.

Estrategia no. 7.- CELEBRA TUS VICTORIAS.

Reconocer las cosas buenas que nos suceden, de las que ciertamente somos los protagonistas, nos ayuda a aliviar el estrés.

Qué debes hacer: Práctica el “What went well”. Consúltanos sobre esta y muchas otras herramientas que utilizamos de efectividad comprobada.

Recuerda: El estrés como la materia no se crea ni se destruye solo se transforma.

Y si quieres aprender más sobre cómo mejorar tu salud, bienestar y desempeño, contáctanos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

Si hay una mujer en la historia de México reconocida por su arte es Frida Kahlo. Magdalena Carmen Frida (así se llamaba) quien plasmó en todas sus obras no solo el dolor sino su visión del mundo aprendió a ser resiliente desde niña.
Las secuelas de poliomelitis la hicieron objeto de las burlas de sus compañeras, situación que según sus biografías le hacia llenarse de rabia, pero también la motivó a redoblar sus esfuerzos para ser la mejor: lo mismo nadaba que corría o andaba en bicicleta; algunos de esos comentarios le lastimaban, y cómo no hacerlo, cómo acostumbrarse a un defecto físico, si todo el tiempo se lo recordaban.
Fue el amor de su padre Wilhem (Guillermo) lo que la impulsó a salir adelante, no por que carecería del de su madre, pero que debido al carácter rígido de ésta, la relación con el primero le era mucho más cercana. Wilhem dispuso que recibiera rehabilitación y la inscribió, a pesar de las protestas de su madre, a la Escuela Nacional de Preparatoria, que en aquel enton…

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

La semana pasada falleció uno de los líderes más importantes y respetados de nuestros tiempos: Nelson Mandela, Madiba, como le llamaban cariñosamente fue una figura reconocida no solo por su gran carisma y liderazgo, sino también por su capacidad para afrontar grandes adversidades a lo largo de su vida, es decir, su resiliencia personal.

Quizá la más conocida de las adversidades que tuvo que afrontar, fue la de pasar 27 años en prisión, por motivos políticos,17 de ellos en Robben Island y los 10 restantes en diferentes prisiones,pero sin que ello causará aparente mella en su ánimo pues se dice, que a pesar de estar recluido en condiciones precarias, en las ocasiones en las que se le permitía salir de su celda, él agradecía de buena gana a sus celadores y les bendecía.
Pero su rebelión en contra del Apartheid, que le valiera haber pasado una tercera parte de su vida en prisión, no fue la única adversidad que tuvo que afrontar: el divorcio de Winny, su esposa, se dice por infidelidad de …

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?

Seguramente has escuchado este dicho. Se dice de una persona aparentemente fría, pero que en el fondo puede ser apasionada. Pero la realidad de tener las manos frías dista mucho del dicho, y aquí queremos explicártelo.

Tener las manos frías no es solo una sensación bastante incómoda, sino también puede ser signo de un problema circulatorio. En ocasiones, tener la temperatura muy por debajo de los 36.5 grados (la temperatura normal del cuerpo) puede llegar a constituir un problema serio.

El Síndrome de Raynaud, por ejemplo, es un desorden o alteración, que se caracteriza por la pérdida de la coloración de las yemas de los dedos, pies y otras partes del cuerpo. Este fenómeno es resultado de una vasoconstricción, es decir, la reducción o adelgazamiento de los vasos sanguíneos, con lo cual, la circulación de la sangre y por ende, el calor, no llega a las extremidades y debido a ello, la temperatura de las manos y los pies puede disminuir considerablemente.

En ocasiones, el Síndrome de Ra…