Ir al contenido principal

ESTRES Y DEPRESION NO SON ENFERMEDADES LABORALES?



Lo que no se "ve", no existe.

A propósito del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el trabajo, leí ayer con preocupación que todavía de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo, ni el estrés ni la depresión son consideradas enfermedades, a pesar de que cómo señala la nota, se constituyen como una de las primeras causas de infarto y discapacidad.

A pesar también, de que:


  • Ocupamos el primer lugar a nivel mundial en estrés laboral; eramos el segundo después de China, pero hoy ocupamos el no muy honroso primer lugar.
  • Que la depresión de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud se convertirá en el 2020 en la segunda causa de discapacidad a nivel mundial.
  • Que ambas contribuyen a la diabetes, a las enfermedades cardiovasculares, y a un sinnúmero de enfermedades, pues desde la década de los ochentas se dice que entre el 70 y el 90% de las éstas se relacionan con el estrés.
  • Que de acuerdo a diversos estudios realizados en otras latitudes, el estrés contribuye al ausentismo, a la rotación, a la incapacidad por enfermedad, al PRESENTISMO, Y EN GENERAL A UNA DISMINUCION DE LA PRODUCTIVIDAD.
  • Que en otros países desarrollados se han desarrollado políticas serias para prevenir y/o reducir el desgaste laboral y burnout asociados al estrés.

Pero, para serles franca, tampoco me sorprende demasiado, pues como también sabemos, las compañías aseguradoras tampoco cubren este tipo de enfermedades, las cuales se consideran "intangibles", "subjetivas", y hasta podría pensarse "inventos de la modernidad" por lo que seguramente aquellas historias de personas que semana a semana escucho sufrir a consecuencia del estrés en su trabajo, o de compañeros que se infartaron en un avión, que sufrieron derrames cerebrales, o que como mencioné en previo artículo después de haber sido escrupulosamente reclutados, en unos cuantos meses su desempeño sufrió estragos a consecuencia de la presión, no serán historias dignas de ser consideradas. 

Entiendo que, se ha formado una comisión dentro de la STPS que está abogando para que estas enfermedades sean consideradas dentro del "catálogo". La ley actual contempla únicamente la neurosis en el caso de pilotos aviadores y telefonistas.

Pero de cualquier forma, me queda claro que para los legistas, lo que no se "ve", no existe, y que la salud mental es y seguirá siendo objeto de sospecha, discriminación u omisión mientras no se le entienda, se le tema, y mientras no existan esfuerzos importantes para promover y tomar con la seriedad que ameritan estos temas, y no se conciba al ser humano como una UNIDAD, en donde lo biológico, pero también lo psicológico y lo social forman parte de ésta.



http://www.24-horas.mx/excluye-ley-a-estres-y-depresion-como-enfermedades-laborales/

Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

La semana pasada falleció uno de los líderes más importantes y respetados de nuestros tiempos: Nelson Mandela, Madiba, como le llamaban cariñosamente fue una figura reconocida no solo por su gran carisma y liderazgo, sino también por su capacidad para afrontar grandes adversidades a lo largo de su vida, es decir, su resiliencia personal.

Quizá la más conocida de las adversidades que tuvo que afrontar, fue la de pasar 27 años en prisión, por motivos políticos,17 de ellos en Robben Island y los 10 restantes en diferentes prisiones,pero sin que ello causará aparente mella en su ánimo pues se dice, que a pesar de estar recluido en condiciones precarias, en las ocasiones en las que se le permitía salir de su celda, él agradecía de buena gana a sus celadores y les bendecía.
Pero su rebelión en contra del Apartheid, que le valiera haber pasado una tercera parte de su vida en prisión, no fue la única adversidad que tuvo que afrontar: el divorcio de Winny, su esposa, se dice por infidelidad de …

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

Si hay una mujer en la historia de México reconocida por su arte es Frida Kahlo. Magdalena Carmen Frida (así se llamaba) quien plasmó en todas sus obras no solo el dolor sino su visión del mundo aprendió a ser resiliente desde niña.
Las secuelas de poliomelitis la hicieron objeto de las burlas de sus compañeras, situación que según sus biografías le hacia llenarse de rabia, pero también la motivó a redoblar sus esfuerzos para ser la mejor: lo mismo nadaba que corría o andaba en bicicleta; algunos de esos comentarios le lastimaban, y cómo no hacerlo, cómo acostumbrarse a un defecto físico, si todo el tiempo se lo recordaban.
Fue el amor de su padre Wilhem (Guillermo) lo que la impulsó a salir adelante, no por que carecería del de su madre, pero que debido al carácter rígido de ésta, la relación con el primero le era mucho más cercana. Wilhem dispuso que recibiera rehabilitación y la inscribió, a pesar de las protestas de su madre, a la Escuela Nacional de Preparatoria, que en aquel enton…

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?

Seguramente has escuchado este dicho. Se dice de una persona aparentemente fría, pero que en el fondo puede ser apasionada. Pero la realidad de tener las manos frías dista mucho del dicho, y aquí queremos explicártelo.

Tener las manos frías no es solo una sensación bastante incómoda, sino también puede ser signo de un problema circulatorio. En ocasiones, tener la temperatura muy por debajo de los 36.5 grados (la temperatura normal del cuerpo) puede llegar a constituir un problema serio.

El Síndrome de Raynaud, por ejemplo, es un desorden o alteración, que se caracteriza por la pérdida de la coloración de las yemas de los dedos, pies y otras partes del cuerpo. Este fenómeno es resultado de una vasoconstricción, es decir, la reducción o adelgazamiento de los vasos sanguíneos, con lo cual, la circulación de la sangre y por ende, el calor, no llega a las extremidades y debido a ello, la temperatura de las manos y los pies puede disminuir considerablemente.

En ocasiones, el Síndrome de Ra…