Ir al contenido principal

APRENDER A RESPIRAR CON BIOFEEDBACK



Respirar es una de las funciones más importantes para nuestra supervivencia. Dejar de respirar nos conduciría entre otras cosas a un deterioro de nuestras funciones cognitivas e incluso la muerte. Pero sabemos respirar? Esta es una pregunta que solemos hacer en nuestros cursos y pláticas sobre manejo de estrés, la cual es motivo de controversia  ya que mientras para algunos pareciera obvia la respuesta, para otros parece no serlo.  De los beneficios de la respiración, y de cómo resulta ser un instrumento que nos permite relajarnos si aprendemos a hacerlo correctamente hablaremos a continuación.

Una de las características de la respuesta de estrés es la aceleración de la respiración, esto quiere decir que cuando estamos estresados, inhalamos y exhalamos rápidamente o de manera irregular, lo cual produce un desequilibrio en nuestro organismo en la cantidad de aire que entra y sale. A esto se le conoce como hiperventilación, que a su vez conduce a la persona a experimentar mayor ansiedad y estrés.

Pocos somos conscientes de la manera en la cual respiramos, porque de alguna manera es un proceso involuntario, es decir, que no lo hacemos de manera propositiva. Nadie se dice a sí mismo “Voy a respirar”. Sin embargo, sabemos que las personas pueden aprender  a controlar su respiración, a modularla, y pasar de una respiración superficial y acelerada (que como decíamos es el tipo de respiración que utilizamos cuando estamos bajo estrés) a una respiración más profunda y lenta que nos permite relajarnos casi de manera automática.

La respiración es uno de los temas centrales en la práctica de algunas disciplinas como la yoga y la meditación. Pero si no eres afecto a realizarlas, queremos darte una buena noticia: no necesitas practicarlas para aprender a respirar.

La respiración diafragmática es la técnica que nosotros enseñamos a los participantes. La modulación del ritmo al cual deben respirar, se logra a través del entrenamiento apoyado con técnicas de Biofeedback (Retroalimentación Biológica) a través de las cuales quienes participan en nuestros cursos y talleres, observan o reconocen la manera en que actualmente lo hacen, y una vez que son conscientes, aprenden entonces a hacerlo correctamente.

Mientras que para algunos el aprender esta técnica puede ser tan sencillo como empezar a hacerlo en un lapso de tres  a cinco minutos, para otros llevará un poco más de tiempo. Sin embargo, la segunda buena noticia es que cualquier persona puede aprender a hacerlo en más o menos tiempo.

Esta, como cualquier habilidad es perfectible a través de la práctica. Esto quiere decir que entre más la practiques, mejores resultados obtendrás: alcanzar un estado cada vez mayor de relajación, y dependiendo del momento del día en que lo practiques podrás notar como puedes además:

1)   Recuperar energía debido a que cuando estamos estresados en forma crónica o por mucho tiempo también podemos experimentar fatiga y al respirar correctamente la eliminamos

2)   Favorecer los procesos digestivos, reduciendo con ello la probabilidad de sufrir indigestión y alteraciones funcionales como intestino o colón irritable

3)   Preparar a nuestra mente y a nuestro cuerpo para descansar y conseguir hacerlo de manera reparadora

Por medio de la respiración es también posible regular nuestro ritmo cardiaco. A esto se le conoce como estado de Coherencia Psicofisiológica en el que además participan nuestras emociones.

La tercera buena noticia es que respirar no cuesta! No requieres de pagar ninguna membresía y no requieres de una vestimenta especial. Puedes hacerlo solo o acompañado en cualquier lugar o circunstancia que lo necesites.

Si quieres aprender la técnica para respirar correctamente, o información sobre nuestros cursos o talleres escribe a

contacto@transformatuestres.com 

Imagen: freedigitalphotos.net

Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

La semana pasada falleció uno de los líderes más importantes y respetados de nuestros tiempos: Nelson Mandela, Madiba, como le llamaban cariñosamente fue una figura reconocida no solo por su gran carisma y liderazgo, sino también por su capacidad para afrontar grandes adversidades a lo largo de su vida, es decir, su resiliencia personal.

Quizá la más conocida de las adversidades que tuvo que afrontar, fue la de pasar 27 años en prisión, por motivos políticos,17 de ellos en Robben Island y los 10 restantes en diferentes prisiones,pero sin que ello causará aparente mella en su ánimo pues se dice, que a pesar de estar recluido en condiciones precarias, en las ocasiones en las que se le permitía salir de su celda, él agradecía de buena gana a sus celadores y les bendecía.
Pero su rebelión en contra del Apartheid, que le valiera haber pasado una tercera parte de su vida en prisión, no fue la única adversidad que tuvo que afrontar: el divorcio de Winny, su esposa, se dice por infidelidad de …

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

Si hay una mujer en la historia de México reconocida por su arte es Frida Kahlo. Magdalena Carmen Frida (así se llamaba) quien plasmó en todas sus obras no solo el dolor sino su visión del mundo aprendió a ser resiliente desde niña.
Las secuelas de poliomelitis la hicieron objeto de las burlas de sus compañeras, situación que según sus biografías le hacia llenarse de rabia, pero también la motivó a redoblar sus esfuerzos para ser la mejor: lo mismo nadaba que corría o andaba en bicicleta; algunos de esos comentarios le lastimaban, y cómo no hacerlo, cómo acostumbrarse a un defecto físico, si todo el tiempo se lo recordaban.
Fue el amor de su padre Wilhem (Guillermo) lo que la impulsó a salir adelante, no por que carecería del de su madre, pero que debido al carácter rígido de ésta, la relación con el primero le era mucho más cercana. Wilhem dispuso que recibiera rehabilitación y la inscribió, a pesar de las protestas de su madre, a la Escuela Nacional de Preparatoria, que en aquel enton…

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?

Seguramente has escuchado este dicho. Se dice de una persona aparentemente fría, pero que en el fondo puede ser apasionada. Pero la realidad de tener las manos frías dista mucho del dicho, y aquí queremos explicártelo.

Tener las manos frías no es solo una sensación bastante incómoda, sino también puede ser signo de un problema circulatorio. En ocasiones, tener la temperatura muy por debajo de los 36.5 grados (la temperatura normal del cuerpo) puede llegar a constituir un problema serio.

El Síndrome de Raynaud, por ejemplo, es un desorden o alteración, que se caracteriza por la pérdida de la coloración de las yemas de los dedos, pies y otras partes del cuerpo. Este fenómeno es resultado de una vasoconstricción, es decir, la reducción o adelgazamiento de los vasos sanguíneos, con lo cual, la circulación de la sangre y por ende, el calor, no llega a las extremidades y debido a ello, la temperatura de las manos y los pies puede disminuir considerablemente.

En ocasiones, el Síndrome de Ra…