10 libros que todo psicólogo debe leer

Imagen
La Psicología es un campo en constante evolución, de ahí la importancia de quienes nos dedicamos a esta profesión estemos en permanente actualización. Una de las formas de lograrlo, además del entrenamiento, es la lectura. 

Gracias a los avances tecnológicos, hoy podemos acceder a una cantidad ilimitada de libros y otros materiales incluso en la red. Aunque personalmente prefiero los libros impresos, los electrónicos, tienen además la ventaja de ser más económicos.

Por otro lado, la globalización nos obliga a leer no solo en nuestro idioma nativo, sino también en otros idiomas. Aunque existe un número importante de libros traducidos al español, leer en inglés y otros idiomas es una asignatura obligada.

Con base en estas ideas, he elaborado esta lista de libros que forman parte de mi biblioteca. Aunque no son tan nuevos la mayor parte de ellos, considero son una buena recomendación si no los has leído. Espero que sean de tu interés: 


1. The Brain that changes itself, Norman Doidge

Este fasc…

EL CENTRO DEL PLACER





A diferencia de lo que algunos suponen el centro del placer no se encuentra en el área genital sino en el cerebro. El Nucleus Acumbens, su nombre científico,  no es una estructura sino un conjunto de neuronas que trabajan en conjunto, para procesar los estímulos placenteros. 

El Nucleus Accumbens forma parte del sistema límbico, e interactúa continuamente con otros dos componentes de nuestro cerebro: la amígdala (emociones) y la corteza pre-frontal. Juega entonces un papel muy importante en la activación sexual y la activación producida por ciertas drogas.

La nicotina, por ejemplo, una de las 4 mil sustancias tóxicas, adictivas y estimulantes que contiene el cigarro, tiene el poder de estimular dicha región, a través de la liberación de neurotransmisores como la dopamina y otros, que activan el también llamado Circuito de la Recompensa.



Se ha sugerido que es posible la eliminación de los nucleus accumbens como una alternativa al tratamiento de adicciones. En otros casos, que la estimulación a través de electrodos para activar estos grupos de neuronas, puede ser útil para tratar la depresión.


Pero sería posible encontrar fuentes alternas de placer que estimulen dichos centros? 

Se ha demostrado que la liberación de dopamina, ocurre también cuando nos encontramos realizando una actividad sumamente placentera (puede o no estar relacionada con el sexo). 

Actividades como el ejercicio, el juego y nuestra alimentación juegan un papel muy importante en la activación de placer.

Pensar en algo positivo, algo que nos haga sentir bien, como el lograr un propósito o una meta, o imaginarnos con la persona deseada puede incluso actuar como liberador de estos mecanismos. 


Aunque los cambios que ocurren en esta zona del cerebro pueden observarse directamente por medio de imágenes o escáneres cerebrales, también es posible observar dichos cambios en nuestro cuerpo: Esto lo hemos observado cuando pedimos a nuestros entrenandos que piensen o imaginen algo agradable, que les cause placer. Inmediatamente podemos observar cambios en su temperatura periférica registrada por medio de la colocación de un sensor en uno de los dedos de su mano.



Activar nuestros centros de placer, es algo que podríamos realizar por cuenta propia, y no nos referimos solamente a la actividad sexual, la cual es una fuente de placer importante, sino también a buscar propositivamente todo aquello que nos genere satisfacción y bienestar.



Visítanos 

Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?