Ir al contenido principal

LAS LECCIONES DEL GUERRERO (Sobre la búsqueda y el vivir con conciencia plena)


"Se puede vivir toda una vida sin despertarse" 


Hablar de alcanzar nuestros objetivos o propósitos y por otro lado, de la posibilidad de vivir con conciencia plena suele ser algo habitual hoy día, sin embargo, para muchas personas difícil.

En la búsqueda de nuestros objetivos, podemos sentir miedo y esos miedos pueden ser tan intensos que se convierten en un obstáculo en la consecución de esos objetivos. Esos miedos suelen estar arraigados en creencias autolimitantes, influidas a su vez por la manera en que hemos interpretado y juzgado nuestras experiencias anteriores.

¿Que pasaría si no lográsemos nuestros propósitos? Muchas veces sabemos qué hacer pero no cómo hacerlo, y muchas veces aunque lo sabemos, no lo llevamos a cabo. Saber la ruta, no significa que sepamos recorrerla: Conocimiento no es igual a sabiduría, pues esta radica en hacer las cosas.

Solemos también escuchar a los demás más que a nosotros mismos: “Deberías bajar de peso”, “deberías hacer ejercicio”, “deberías…” Pero ¿qué tanto saben los demás y nosotros mismos acerca de lo que queremos? Nuestros objetivos son los de otros, los perseguimos pero para demostrarle a los demás que somos capaces de hacerlo.

Estas y otras lecciones aparecen en El Guerrero Pacífico, y a continuación te las compartimos:

1.     Se puede vivir toda una vida sin despertarse. Permanecemos adormecidos, obnubilados, poco conscientes de lo que sucede a nuestro alrededor. Muchas veces no notamos el sol, hasta que se nubla o empieza a llover. Nos sorprende, como hemos señalado en el post “El Síndrome de estar siempre ocupado” lo mucho que han crecido nuestros hijos, porque aunque vivimos con ellos, permanecemos dormidos, no nos damos cuenta hasta que es evidente. Vivimos también en el autoengaño.

2.     Sentirse plenos. Pensamos que cuando alcancemos nuestros objetivos, cuando logremos esto o aquello “entonces sí que nos sentiremos bien”. Si no nos sentimos plenos en este momento, muy probablemente tampoco nos sentiremos plenos, porque entonces surgirán nuevos objetivos.

3.     Somos lo que pensamos que somos. El concepto que tenemos acerca de nosotros mismos determina lo que somos y podemos lograr. Si pensamos que somos incapaces, nos convertimos en incapaces, pero igualmente si pensamos que somos capaces y que nuestras acciones valen la pena, nos convertimos en personas capaces y valiosas.

4.     La mente. Esta trabaja permanentemente, para muchos es difícil detenerla. Frecuentemente, es inundada por pensamientos negativos, especialmente sobre nosotros mismos. “Hay que sacar la basura” pues cuando nuestra mente se encuentra llena de basura, es imposible poner atención.

5.     Las distracciones. Nos apartan de nuestro presente, nos impiden ser realmente quienes somos. Son como las moscas, dejamos que nos distraigan con su zumbido.

6.     Los accidentes. En ocasiones, en el camino hacia nuestros objetivos podemos sufrir un revés, momentos difíciles en los que podemos sentir que abandonaremos el camino, o por el contrario, sacar de ellos la fuerza necesaria para seguir adelante. Todo en la vida tiene un propósito, incluso esos reveses, está en nosotros descubrirlo.

7.     La maravilla de este momento. Cada momento es único y no hay instantes vacíos. Disfruta cada momento de tu existencia y pregúntate cuando atraviesas un mal momento, qué sentido tiene para tu aprendizaje.

8.     Sobre las consecuencias de lo que hacemos. Toda acción tiene consecuencias positivas y negativas. Piénsalo. Si comes y bebes en exceso, sufrirás las consecuencias de ello. Si te has esforzado por alcanzar una meta, tus objetivos se verán cumplidos.

9.     Sobre la vida y la muerte. La muerte no es triste, lo triste es no saber vivir. Muchos de nosotros no sabemos por ejemplo lo que significa disfrutar, el placer de hacer algo conscientemente.

10. Nuestras elecciones. La vida es elegir, y dentro de esas elecciones está, elegir la actitud con la que encararemos las circunstancias que día a día se nos presentan. ¿Perdiste tu trabajo? Puedes elegir sentirte víctima o agradecido: un trabajo mejor te espera, encuéntralo.

11. El sufrimiento. Si no conseguimos lo que queremos sufrimos, y hasta cuando lo conseguimos seguimos sufriendo, por que no podemos retenerlo. Disfruta el logro, porque éste es momentáneo.

12. El control. Es preciso rendirnos ante él, porque a diferencia de nuestros sueños, es algo que nunca tendremos en forma absoluta, y sin embargo, muchos de nosotros buscamos no solo el control de nosotros mismos, sino también de los demás.

13. El viaje. Este es el que aporta la felicidad, no el destino. Disfruta el camino que te lleva a buscar tus objetivos. Siéntete feliz de estar en esa búsqueda.

También el estrés nos impide lograr lo que queremos y vivir con conciencia plena, visítanos


www.transformatuestres.com






Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

La semana pasada falleció uno de los líderes más importantes y respetados de nuestros tiempos: Nelson Mandela, Madiba, como le llamaban cariñosamente fue una figura reconocida no solo por su gran carisma y liderazgo, sino también por su capacidad para afrontar grandes adversidades a lo largo de su vida, es decir, su resiliencia personal.

Quizá la más conocida de las adversidades que tuvo que afrontar, fue la de pasar 27 años en prisión, por motivos políticos,17 de ellos en Robben Island y los 10 restantes en diferentes prisiones,pero sin que ello causará aparente mella en su ánimo pues se dice, que a pesar de estar recluido en condiciones precarias, en las ocasiones en las que se le permitía salir de su celda, él agradecía de buena gana a sus celadores y les bendecía.
Pero su rebelión en contra del Apartheid, que le valiera haber pasado una tercera parte de su vida en prisión, no fue la única adversidad que tuvo que afrontar: el divorcio de Winny, su esposa, se dice por infidelidad de …

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

Si hay una mujer en la historia de México reconocida por su arte es Frida Kahlo. Magdalena Carmen Frida (así se llamaba) quien plasmó en todas sus obras no solo el dolor sino su visión del mundo aprendió a ser resiliente desde niña.
Las secuelas de poliomelitis la hicieron objeto de las burlas de sus compañeras, situación que según sus biografías le hacia llenarse de rabia, pero también la motivó a redoblar sus esfuerzos para ser la mejor: lo mismo nadaba que corría o andaba en bicicleta; algunos de esos comentarios le lastimaban, y cómo no hacerlo, cómo acostumbrarse a un defecto físico, si todo el tiempo se lo recordaban.
Fue el amor de su padre Wilhem (Guillermo) lo que la impulsó a salir adelante, no por que carecería del de su madre, pero que debido al carácter rígido de ésta, la relación con el primero le era mucho más cercana. Wilhem dispuso que recibiera rehabilitación y la inscribió, a pesar de las protestas de su madre, a la Escuela Nacional de Preparatoria, que en aquel enton…

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?

Seguramente has escuchado este dicho. Se dice de una persona aparentemente fría, pero que en el fondo puede ser apasionada. Pero la realidad de tener las manos frías dista mucho del dicho, y aquí queremos explicártelo.

Tener las manos frías no es solo una sensación bastante incómoda, sino también puede ser signo de un problema circulatorio. En ocasiones, tener la temperatura muy por debajo de los 36.5 grados (la temperatura normal del cuerpo) puede llegar a constituir un problema serio.

El Síndrome de Raynaud, por ejemplo, es un desorden o alteración, que se caracteriza por la pérdida de la coloración de las yemas de los dedos, pies y otras partes del cuerpo. Este fenómeno es resultado de una vasoconstricción, es decir, la reducción o adelgazamiento de los vasos sanguíneos, con lo cual, la circulación de la sangre y por ende, el calor, no llega a las extremidades y debido a ello, la temperatura de las manos y los pies puede disminuir considerablemente.

En ocasiones, el Síndrome de Ra…