10 libros que todo psicólogo debe leer

Imagen
La Psicología es un campo en constante evolución, de ahí la importancia de quienes nos dedicamos a esta profesión estemos en permanente actualización. Una de las formas de lograrlo, además del entrenamiento, es la lectura. 

Gracias a los avances tecnológicos, hoy podemos acceder a una cantidad ilimitada de libros y otros materiales incluso en la red. Aunque personalmente prefiero los libros impresos, los electrónicos, tienen además la ventaja de ser más económicos.

Por otro lado, la globalización nos obliga a leer no solo en nuestro idioma nativo, sino también en otros idiomas. Aunque existe un número importante de libros traducidos al español, leer en inglés y otros idiomas es una asignatura obligada.

Con base en estas ideas, he elaborado esta lista de libros que forman parte de mi biblioteca. Aunque no son tan nuevos la mayor parte de ellos, considero son una buena recomendación si no los has leído. Espero que sean de tu interés: 


1. The Brain that changes itself, Norman Doidge

Este fasc…

LA RESILIENCIA TIENE CARA DE MUJER



A unos días de haberse celebrado el Día Internacional de la Mujer, algunas reflexiones sobre el ser mujer y nuestra capacidad para ser resilientes.

Como hemos señalado anteriormente la resiliencia es la capacidad que tenemos todos los seres humanos para superar los retos, la adversidad y el ESTRÉS con el menor desgaste posible. A mayor resiliencia menor estrés y viceversa, pues como sabemos, el estrés constituye nuestra respuesta física, mental, emocional, y conductual ante las situaciones cotidianas, pero también ante los eventos inesperados y especialmente a nuestros pensamientos. Estos últimos representan un gran generador de ESTRÉS para muchas personas que no saben como aquietar su mente y se dejan invadir por pensamientos negativos, irracionales, disfuncionales, etc.

Pero volviendo al tema de la resiliencia, esta constituye también un conjunto de habilidades, actitudes y fortalezas que desarrollamos desde la niñez y A LO LARGO de nuestra vida. Lo anterior quiere decir que una persona poco resiliente, puede desarrollar estas capacidades incluso en la vida adulta, sea porque enfrenta una situación que lo obliga a desarrollarlas, o bien, porque siendo consciente de su importancia, se prepara activamente para hacerlo y enfrentar así, en el futuro situaciones con mayor fortaleza y sabiduría.

Por qué decimos que la resiliencia tiene cara de mujer? No porque los hombres no lo sean, sino porque en la actualidad, con un papel cada vez más importante de la mujer en diferentes ámbitos de la sociedad –Negocios, Política, Religión, etc-. Las mujeres se ven más que nunca impulsadas a desarrollar estas capacidades.

En algunos casos, se dice que "el techo de cristal" esa barrera que impide a las mujeres a acceder a puestos de dirección, pero como bien se ha señalado por expertos, también las barreras inconscientes que en muchas ocasiones las mismas mujeres se "autoimponen" son algunos de los obstáculos a vencer.

Aunado a lo anterior, muchas mujeres son también madres y esposas, y es este doble rol, uno de los retos más importantes, que aunque fascinante puede ser en ocasiones desgastante, y que podría ser también la causa de que las mujeres sean más susceptibles a enfermedades y dolencias como la Migraña, el Intestino Irritable, la Depresión, por mencionar solo algunos.

El perfeccionismo, las preocupaciones excesivas y la tendencia a anteponer las necesidades de otros sobre las propias, son rasgos comunes en muchas mujeres y posible causa también de alteraciones. Son muchas las razones por las cuales desarrollamos estos rasgos: culturales, de educación, la competencia con el sexo opuesto y CON OTRAS MUJERES. 

El papel que ocupan además NUESTROS PENSAMIENTOS es clave, pues éstos pueden convertirse en nuestros mejores aliados o en nuestros peores enemigos.

Se puede aprender a SER RESILIENTE? Por supuesto! y para concluir esta nota, algunas ideas prácticas:

1. Si piensas que eres poco resiliente, piensa en todas las dificultades que has tenido que afrontar. Has salido adelante? Excelente! Si no lo has hecho como hubieras querido, bueno, recuerda que el perfeccionismo es uno de tus rasgos, pero no demerita lo bien que lo has hecho.

2. Piensa en esas situaciones o momentos difíciles. Qué aprendizaje o lección te han dejado? Se objetiv@. Tropezar con la misma piedra puede ser señal de no haber aprendido la lección, pero puedes volver a intentarlo.

3. Prepárate. Las dificultades son parte de la vida, y seguramente enfrentarás muchas más en el futuro. Identifica tus áreas de oportunidad y ocúpate de fortalecerlas. Así cuando venga el mal tiempo, estarás protegid@.

4. Acepta el dolor y el sufrimiento como elementos de nuestra naturaleza humana. Pero no te quedes ahí por mucho tiempo. Busca ayuda, si es necesario.

5. Ponte las pilas. "Tirarse a la desgracia" es algo frecuente e incluso socialmente aceptado y promovido en culturas como la nuestra. Propónte a ti mism@ ser más resiliente.

Lo que no te mata te hace más fuerte, dice el refrán, pero sólo si sabes cómo.

Visítanos

www.transformatuestres.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

LOS BENEFICIOS DE LA RESPIRACION DIAFRAGMATICA