Ir al contenido principal

LA RESILIENCIA TIENE CARA DE MUJER



A unos días de haberse celebrado el Día Internacional de la Mujer, algunas reflexiones sobre el ser mujer y nuestra capacidad para ser resilientes.

Como hemos señalado anteriormente la resiliencia es la capacidad que tenemos todos los seres humanos para superar los retos, la adversidad y el ESTRÉS con el menor desgaste posible. A mayor resiliencia menor estrés y viceversa, pues como sabemos, el estrés constituye nuestra respuesta física, mental, emocional, y conductual ante las situaciones cotidianas, pero también ante los eventos inesperados y especialmente a nuestros pensamientos. Estos últimos representan un gran generador de ESTRÉS para muchas personas que no saben como aquietar su mente y se dejan invadir por pensamientos negativos, irracionales, disfuncionales, etc.

Pero volviendo al tema de la resiliencia, esta constituye también un conjunto de habilidades, actitudes y fortalezas que desarrollamos desde la niñez y A LO LARGO de nuestra vida. Lo anterior quiere decir que una persona poco resiliente, puede desarrollar estas capacidades incluso en la vida adulta, sea porque enfrenta una situación que lo obliga a desarrollarlas, o bien, porque siendo consciente de su importancia, se prepara activamente para hacerlo y enfrentar así, en el futuro situaciones con mayor fortaleza y sabiduría.

Por qué decimos que la resiliencia tiene cara de mujer? No porque los hombres no lo sean, sino porque en la actualidad, con un papel cada vez más importante de la mujer en diferentes ámbitos de la sociedad –Negocios, Política, Religión, etc-. Las mujeres se ven más que nunca impulsadas a desarrollar estas capacidades.

En algunos casos, se dice que "el techo de cristal" esa barrera que impide a las mujeres a acceder a puestos de dirección, pero como bien se ha señalado por expertos, también las barreras inconscientes que en muchas ocasiones las mismas mujeres se "autoimponen" son algunos de los obstáculos a vencer.

Aunado a lo anterior, muchas mujeres son también madres y esposas, y es este doble rol, uno de los retos más importantes, que aunque fascinante puede ser en ocasiones desgastante, y que podría ser también la causa de que las mujeres sean más susceptibles a enfermedades y dolencias como la Migraña, el Intestino Irritable, la Depresión, por mencionar solo algunos.

El perfeccionismo, las preocupaciones excesivas y la tendencia a anteponer las necesidades de otros sobre las propias, son rasgos comunes en muchas mujeres y posible causa también de alteraciones. Son muchas las razones por las cuales desarrollamos estos rasgos: culturales, de educación, la competencia con el sexo opuesto y CON OTRAS MUJERES. 

El papel que ocupan además NUESTROS PENSAMIENTOS es clave, pues éstos pueden convertirse en nuestros mejores aliados o en nuestros peores enemigos.

Se puede aprender a SER RESILIENTE? Por supuesto! y para concluir esta nota, algunas ideas prácticas:

1. Si piensas que eres poco resiliente, piensa en todas las dificultades que has tenido que afrontar. Has salido adelante? Excelente! Si no lo has hecho como hubieras querido, bueno, recuerda que el perfeccionismo es uno de tus rasgos, pero no demerita lo bien que lo has hecho.

2. Piensa en esas situaciones o momentos difíciles. Qué aprendizaje o lección te han dejado? Se objetiv@. Tropezar con la misma piedra puede ser señal de no haber aprendido la lección, pero puedes volver a intentarlo.

3. Prepárate. Las dificultades son parte de la vida, y seguramente enfrentarás muchas más en el futuro. Identifica tus áreas de oportunidad y ocúpate de fortalecerlas. Así cuando venga el mal tiempo, estarás protegid@.

4. Acepta el dolor y el sufrimiento como elementos de nuestra naturaleza humana. Pero no te quedes ahí por mucho tiempo. Busca ayuda, si es necesario.

5. Ponte las pilas. "Tirarse a la desgracia" es algo frecuente e incluso socialmente aceptado y promovido en culturas como la nuestra. Propónte a ti mism@ ser más resiliente.

Lo que no te mata te hace más fuerte, dice el refrán, pero sólo si sabes cómo.

Visítanos

www.transformatuestres.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

Si hay una mujer en la historia de México reconocida por su arte es Frida Kahlo. Magdalena Carmen Frida (así se llamaba) quien plasmó en todas sus obras no solo el dolor sino su visión del mundo aprendió a ser resiliente desde niña.
Las secuelas de poliomelitis la hicieron objeto de las burlas de sus compañeras, situación que según sus biografías le hacia llenarse de rabia, pero también la motivó a redoblar sus esfuerzos para ser la mejor: lo mismo nadaba que corría o andaba en bicicleta; algunos de esos comentarios le lastimaban, y cómo no hacerlo, cómo acostumbrarse a un defecto físico, si todo el tiempo se lo recordaban.
Fue el amor de su padre Wilhem (Guillermo) lo que la impulsó a salir adelante, no por que carecería del de su madre, pero que debido al carácter rígido de ésta, la relación con el primero le era mucho más cercana. Wilhem dispuso que recibiera rehabilitación y la inscribió, a pesar de las protestas de su madre, a la Escuela Nacional de Preparatoria, que en aquel enton…

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

La semana pasada falleció uno de los líderes más importantes y respetados de nuestros tiempos: Nelson Mandela, Madiba, como le llamaban cariñosamente fue una figura reconocida no solo por su gran carisma y liderazgo, sino también por su capacidad para afrontar grandes adversidades a lo largo de su vida, es decir, su resiliencia personal.

Quizá la más conocida de las adversidades que tuvo que afrontar, fue la de pasar 27 años en prisión, por motivos políticos,17 de ellos en Robben Island y los 10 restantes en diferentes prisiones,pero sin que ello causará aparente mella en su ánimo pues se dice, que a pesar de estar recluido en condiciones precarias, en las ocasiones en las que se le permitía salir de su celda, él agradecía de buena gana a sus celadores y les bendecía.
Pero su rebelión en contra del Apartheid, que le valiera haber pasado una tercera parte de su vida en prisión, no fue la única adversidad que tuvo que afrontar: el divorcio de Winny, su esposa, se dice por infidelidad de …

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?

Seguramente has escuchado este dicho. Se dice de una persona aparentemente fría, pero que en el fondo puede ser apasionada. Pero la realidad de tener las manos frías dista mucho del dicho, y aquí queremos explicártelo.

Tener las manos frías no es solo una sensación bastante incómoda, sino también puede ser signo de un problema circulatorio. En ocasiones, tener la temperatura muy por debajo de los 36.5 grados (la temperatura normal del cuerpo) puede llegar a constituir un problema serio.

El Síndrome de Raynaud, por ejemplo, es un desorden o alteración, que se caracteriza por la pérdida de la coloración de las yemas de los dedos, pies y otras partes del cuerpo. Este fenómeno es resultado de una vasoconstricción, es decir, la reducción o adelgazamiento de los vasos sanguíneos, con lo cual, la circulación de la sangre y por ende, el calor, no llega a las extremidades y debido a ello, la temperatura de las manos y los pies puede disminuir considerablemente.

En ocasiones, el Síndrome de Ra…