Ir al contenido principal

HISTORIAS DE RESILIENCIA: CHRIS GARDNER Y LA BUSQUEDA DE LA FELICIDAD




Esta semana hablando de cómo generar procesos resilientes en las organizaciones nos referimos a un personaje que como los anteriores casos cuando hablamos de historias de resiliencia nos confirman que ésta (la resiliencia) no es solo volver al estado original cómo se pensaba antiguamente, sino que además implica la capacidad para capitalizar las adversidades en factores de éxito personal y profesional.

La de Chris Gardner es una historia que además saltó a la fama porque de su libro autobiográfico, se hizo una película “Pursuit of Happiness” (En busca de la felicidad), situación a la cual se refiere en su segundo libro “Start where you are” (Comienza donde estás)  como algo que en los momentos más difíciles jamás se hubiera imaginado.

Dos fueron los factores que el mismo Gardner reconoce fueron claves para superar la adversidad: aquel momento en el que conoció a Bob Bridges (el hombre del convertible rojo) el cual se convirtió en su motivo de admiración y por otro lado, el nacimiento de su hijo, y el deseo de éste, al no haber tenido un padre cercano, de no repetir ese patrón paterno. ¨Quererle dar a su hijo algo que él no tuvo”.

Mientras que su padre era alcohólico y los maltrataba, su madre fue una figura clave también en su desarrollo: le dijo que él le tenía el poder y responsabilidad de lograr lo que fuera en su vida.

Gardner abandonó su ocupación como vendedor de equipos médicos, para reclutarse como trainee sin sueldo en una prestigiada firma de corretaje. De la mano de su hijo, y abandonados por la esposa de éste tuvieron que vivir en las calles, pues sin sueldo no podía pagar un lugar para vivir, y así durmieron en moteles, albergues y baños públicos.

Quien diría que aquel hombre que se presentara en camiseta y restos de pintura sería aceptado en aquella importante firma? Su inteligencia y tenacidad, lo llevaron a ser aceptado dentro de ésta, dónde comenzó su carrera en el mundo del corretaje. Hoy día no solo es dueño y fundador de su propia firma en Chicago, también se dedica a la filantropía y da conferencias alrededor del mundo, siendo uno de sus objetivos el desarrollo de mercados emergentes.

Respecto a esto último, Gardner desmitifica el hecho de que alguien pueda salir adelante sólo porque se encuentra en un país desarrollado.

Dentro de las lecciones de su libro “Start where you are” enfatiza en la importancia de la actitud, el ingenio, tener un propósito y no perderlo de vista “cada paso cuenta, lo importante es seguir avanzando”, la persistencia, el mantener la perspectiva, entre otras. 

Gardner no cree en la suerte “Uno hace su propia suerte”, cada uno es responsable de haber llegado a dónde está, y del mismo es capaz de salir de ahí.

Para él, el dinero es el aspecto menos significativo para alcanzar la felicidad y menciona dentro de sus propias fuentes el estar saludable, tener dos hijos y estar en disposición de hacer su trabajo.



A ser resiliente también se aprende.

Visítanos

Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

Si hay una mujer en la historia de México reconocida por su arte es Frida Kahlo. Magdalena Carmen Frida (así se llamaba) quien plasmó en todas sus obras no solo el dolor sino su visión del mundo aprendió a ser resiliente desde niña.
Las secuelas de poliomelitis la hicieron objeto de las burlas de sus compañeras, situación que según sus biografías le hacia llenarse de rabia, pero también la motivó a redoblar sus esfuerzos para ser la mejor: lo mismo nadaba que corría o andaba en bicicleta; algunos de esos comentarios le lastimaban, y cómo no hacerlo, cómo acostumbrarse a un defecto físico, si todo el tiempo se lo recordaban.
Fue el amor de su padre Wilhem (Guillermo) lo que la impulsó a salir adelante, no por que carecería del de su madre, pero que debido al carácter rígido de ésta, la relación con el primero le era mucho más cercana. Wilhem dispuso que recibiera rehabilitación y la inscribió, a pesar de las protestas de su madre, a la Escuela Nacional de Preparatoria, que en aquel enton…

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

La semana pasada falleció uno de los líderes más importantes y respetados de nuestros tiempos: Nelson Mandela, Madiba, como le llamaban cariñosamente fue una figura reconocida no solo por su gran carisma y liderazgo, sino también por su capacidad para afrontar grandes adversidades a lo largo de su vida, es decir, su resiliencia personal.

Quizá la más conocida de las adversidades que tuvo que afrontar, fue la de pasar 27 años en prisión, por motivos políticos,17 de ellos en Robben Island y los 10 restantes en diferentes prisiones,pero sin que ello causará aparente mella en su ánimo pues se dice, que a pesar de estar recluido en condiciones precarias, en las ocasiones en las que se le permitía salir de su celda, él agradecía de buena gana a sus celadores y les bendecía.
Pero su rebelión en contra del Apartheid, que le valiera haber pasado una tercera parte de su vida en prisión, no fue la única adversidad que tuvo que afrontar: el divorcio de Winny, su esposa, se dice por infidelidad de …

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?

Seguramente has escuchado este dicho. Se dice de una persona aparentemente fría, pero que en el fondo puede ser apasionada. Pero la realidad de tener las manos frías dista mucho del dicho, y aquí queremos explicártelo.

Tener las manos frías no es solo una sensación bastante incómoda, sino también puede ser signo de un problema circulatorio. En ocasiones, tener la temperatura muy por debajo de los 36.5 grados (la temperatura normal del cuerpo) puede llegar a constituir un problema serio.

El Síndrome de Raynaud, por ejemplo, es un desorden o alteración, que se caracteriza por la pérdida de la coloración de las yemas de los dedos, pies y otras partes del cuerpo. Este fenómeno es resultado de una vasoconstricción, es decir, la reducción o adelgazamiento de los vasos sanguíneos, con lo cual, la circulación de la sangre y por ende, el calor, no llega a las extremidades y debido a ello, la temperatura de las manos y los pies puede disminuir considerablemente.

En ocasiones, el Síndrome de Ra…