10 libros que todo psicólogo debe leer

Imagen
La Psicología es un campo en constante evolución, de ahí la importancia de quienes nos dedicamos a esta profesión estemos en permanente actualización. Una de las formas de lograrlo, además del entrenamiento, es la lectura. 

Gracias a los avances tecnológicos, hoy podemos acceder a una cantidad ilimitada de libros y otros materiales incluso en la red. Aunque personalmente prefiero los libros impresos, los electrónicos, tienen además la ventaja de ser más económicos.

Por otro lado, la globalización nos obliga a leer no solo en nuestro idioma nativo, sino también en otros idiomas. Aunque existe un número importante de libros traducidos al español, leer en inglés y otros idiomas es una asignatura obligada.

Con base en estas ideas, he elaborado esta lista de libros que forman parte de mi biblioteca. Aunque no son tan nuevos la mayor parte de ellos, considero son una buena recomendación si no los has leído. Espero que sean de tu interés: 


1. The Brain that changes itself, Norman Doidge

Este fasc…

EL ARTE DE TOCAR A LAS PERSONAS




El director de una importante firma de consultoría tiene por costumbre abrazar a sus colaboradores. Sean hombres o mujeres los abraza estrechamente cada mañana para saludarlos, y esta escena se repite todos los días.

Si uno mira desde fuera, pareciera que se trata de gente que no se ha visto en mucho tiempo. Pero no es así. Lo mejor de todo es que ese efusivo saludo, parece tener un efecto casi mágico en quienes trabajan en esa firma, en la cual pese a la complejidad de los proyectos reina la confianza, el buen humor y la camaradería, es decir, un ambiente en el cual el trabajo parece agradable y divertido.

Un ejecutivo de Recursos Humanos expresa su opinión al respecto: “Los jefes más efectivos son sensibles a la parte humana de sus colaboradores y tienen un mayor número de interacciones físicas y verbales con sus colaboradores, los miran a los ojos, comen con ellos y prefieren, cuando es posible, la interacción cara a cara con su gente”.

La importancia del contacto físico

El contacto físico es una de las formas más fundamentales de interacción, pero también a través de él mostramos nuestro interés y reconocemos la existencia del otro.   Existen diferentes maneras de “tocar” a las personas pero sin duda la más elocuente es a través del contacto físico.

Por medio de éste, podemos llenar el “tanque emocional” de quienes nos rodean según Gary Chapman, autor de la serie “5 love languages”. Y ello no se limita a un abrazo o a un beso. Una palmada en el hombro, sostener fuertemente la mano de una persona mientras se le mira a los ojos y otras formas de interacción nos permiten establecer una comunicación más allá del intercambio de palabras e instrucciones y nos permite, hacerle saber a la otra persona de su existencia e importancia.

De dónde surge esta necesidad de tocar y ser tocado

Desde que somos niños, la necesidad del contacto físico con nuestros cuidadores es vital para un sano desarrollo psicológico. A través de numerosos experimentos se ha demostrado que la carencia de dicho contacto pone en riesgo la salud física, mental y emocional de las personas.

Esto aplica tanto para hombres como para mujeres. Unos y otros experimentan la misma necesidad de ser tocados por ambos padres, es decir, que tanto para los niños es importante ser tocados por sus madres que por sus padres varones, y lo mismo aplica para el caso de las niñas.

Según Chapman, algunos padres desestiman el poder del contacto físico, e incluso lo evitan en ciertas etapas, por ejemplo, durante la adolescencia, pensando que es inapropiado; sin embargo ocurre con relativa frecuencia que aquellas niñas que sufrieron la ausencia de ese contacto tienden a buscarlo con otras personas, de manera en efecto inapropiada.

Algo similar sucede con los varones, que han carecido del contacto con sus padres, por el temor de los segundos, a que dichas conductas pudieran ser femeninas. Entre los padres e hijos varones la forma más usual de contacto físico, se da a través de los deportes “de contacto” sin embargo, señala este autor, los padres deberían buscar formas adicionales para tocar a sus hijos.

Tocarse es permitido?

Tocar el cuerpo de otro sin su permiso, es interpretado en algunas culturas como agresivo e intolerable, pero esto resulta una interpretación social. Tocar no necesariamente tiene una connotación seductora, ni sexual (depende de la manera de tocar y las partes del cuerpo que participan en esta acción). El contacto físico al cual nos referimos aquí, supera todo ello, y hace énfasis  a una necesidad primaria y a la necesidad de vincularnos emocionalmente con otra personas, ya sea a través de un abrazo, un apretón de manos o un intercambio de miradas.

Hasta dónde?

Algunas personas, debido precisamente a estas carencias que ya señalamos en su desarrollo, pueden mostrar su negativa a ser tocadas. Lo mismo puede ocurrir con una persona que ha sufrido un ataque sexual, o aquella cuya educación le ha señalado que el contacto físico es inapropiado. En esos casos, es importante contar con su consentimiento ¿te puedo dar un abrazo? antes de hacerlo ( nuevamente no estamos hablando de una relación con fines de seducción).

Es importante también que cuando tocamos, sea esto un acto espontáneo y natural, ya que el hacerlo de manera “forzada” puede ser percibido por el otro de esta manera y no tener el efecto positivo esperado. Dependiendo del estilo personal, esto puede ser más o menos difícil, sin embargo no imposible de lograrlo.

Algo que cabe señalar en nuestra historia inicial, es que ninguno de los colaboradores al ser encuestados posteriormente, manifestaron rechazo o desaprobación hacia la conducta del jefe, pues reconocieron la intención positiva del gesto.

Si te gusto este artículo, recomiéndalo y compártelo. 


Visita nuestra página web

Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

LOS BENEFICIOS DE LA RESPIRACION DIAFRAGMATICA