Ir al contenido principal

EMOCIONES CONTAGIOSAS




Llegaste de buen humor al trabajo. Pero tu jefe o alguno de tus compañeros está presionado por una entrega. La persona en cuestión “transpira” ESTRÉS. Pero no solo eso, sino que te responsabiliza por la parte del trabajo que tenías que haber entregado (no se acuerda que con oportunidad ya se la enviaste), te grita y te amenaza.

Imagínate ahora que llegas por la tarde a tu casa y la escena se repite. Tu pareja está "de cara",  te reclama la hora de llegada, haber olvidado una fecha importante o no haber contestado ese mensaje mientras le reenviabas tu parte del trabajo a tu jefe.

Tu, que habías intentado mantener tu ánimo positivo empiezas a sentirte confundido, estresado y enojado. Si esta situación se repite con frecuencia, muy probablemente llegues a hacer de estas emociones una constante.

Pero también otro tipo de emociones pueden ser transferidas; se ha demostrado que cuando ves a una persona reír a carcajadas, o simplemente sonreír, tiendas a repetir esa conducta. Si tu estilo es más bien el anterior, es probable que experimentes en primer lugar confusión “¿por qué se rie él (ella)?” pero en cuestión de segundos te sientas contagiado por esa felicidad.

Quienes conviven o trabajan con personas depresivas, requieren de estar observando constantemente sus emociones, pues corren el riesgo de experimentar la misma tristeza, vacío o desesperanza que aquellos con quienes conviven o trabajan.

Las neuronas espejo

La respuesta a estas situaciones radica en algo que en la década de los noventas descubrieran científicos italianos, quienes mientras observaban los cerebros de primates (monos) notaban que ciertas células se activaban cuando ejecutaban una acción (lanzar una pelota) pero también cuando observaban a otros primates efectuar esa misma acción.

Así, las neuronas espejo se han convertido en la explicación de fenómenos como la empatía, el aprendizaje por imitación, la adquisición del lenguaje, entre otros.

Incluso, desórdenes como el autismo bajo esta perspectiva, podrían explicarse en términos de un “mal funcionamiento” de estas neuronas  (esta teoría ha sido por cierto muy debatida y rechazada por algunos).

Vista, oído y olfato

Pero no sólo a través de la observación podemos sintonizar con las emociones de otros. Otros sentidos además de la vista podrían jugar un papel importante.


  • Se dice que cuando un bebé en los cuneros llora, su llanto hace que otros bebén empiecen a llorar, casi al unísono.
  • En un número reciente de la revista Forbes se refiere un experimento en el cual participó un grupo de mujeres las cuales fueron sometidas al “olor” del sudor de hombres mientras observaban la película “El Resplandor”. Al oler el miedo, las mujeres mostraron una emoción semejante (algo semejante se atribuye a los perros, de los que se dice, tienen sumador mente desarrollado el olfato).

Y qué ocurre con los niños?

Los niños parecen ser especialmente susceptibles a las emociones de los adultos Incluso, se dice que los niños pueden reconocer con mayor precisión si su madre u otro adulto está enojado. Esto debido a su gran capacidad de observación.

Aquí te presentamos un video sencillo pero ilustrativo:

 

Visítanos

Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

Si hay una mujer en la historia de México reconocida por su arte es Frida Kahlo. Magdalena Carmen Frida (así se llamaba) quien plasmó en todas sus obras no solo el dolor sino su visión del mundo aprendió a ser resiliente desde niña.
Las secuelas de poliomelitis la hicieron objeto de las burlas de sus compañeras, situación que según sus biografías le hacia llenarse de rabia, pero también la motivó a redoblar sus esfuerzos para ser la mejor: lo mismo nadaba que corría o andaba en bicicleta; algunos de esos comentarios le lastimaban, y cómo no hacerlo, cómo acostumbrarse a un defecto físico, si todo el tiempo se lo recordaban.
Fue el amor de su padre Wilhem (Guillermo) lo que la impulsó a salir adelante, no por que carecería del de su madre, pero que debido al carácter rígido de ésta, la relación con el primero le era mucho más cercana. Wilhem dispuso que recibiera rehabilitación y la inscribió, a pesar de las protestas de su madre, a la Escuela Nacional de Preparatoria, que en aquel enton…

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

La semana pasada falleció uno de los líderes más importantes y respetados de nuestros tiempos: Nelson Mandela, Madiba, como le llamaban cariñosamente fue una figura reconocida no solo por su gran carisma y liderazgo, sino también por su capacidad para afrontar grandes adversidades a lo largo de su vida, es decir, su resiliencia personal.

Quizá la más conocida de las adversidades que tuvo que afrontar, fue la de pasar 27 años en prisión, por motivos políticos,17 de ellos en Robben Island y los 10 restantes en diferentes prisiones,pero sin que ello causará aparente mella en su ánimo pues se dice, que a pesar de estar recluido en condiciones precarias, en las ocasiones en las que se le permitía salir de su celda, él agradecía de buena gana a sus celadores y les bendecía.
Pero su rebelión en contra del Apartheid, que le valiera haber pasado una tercera parte de su vida en prisión, no fue la única adversidad que tuvo que afrontar: el divorcio de Winny, su esposa, se dice por infidelidad de …

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?

Seguramente has escuchado este dicho. Se dice de una persona aparentemente fría, pero que en el fondo puede ser apasionada. Pero la realidad de tener las manos frías dista mucho del dicho, y aquí queremos explicártelo.

Tener las manos frías no es solo una sensación bastante incómoda, sino también puede ser signo de un problema circulatorio. En ocasiones, tener la temperatura muy por debajo de los 36.5 grados (la temperatura normal del cuerpo) puede llegar a constituir un problema serio.

El Síndrome de Raynaud, por ejemplo, es un desorden o alteración, que se caracteriza por la pérdida de la coloración de las yemas de los dedos, pies y otras partes del cuerpo. Este fenómeno es resultado de una vasoconstricción, es decir, la reducción o adelgazamiento de los vasos sanguíneos, con lo cual, la circulación de la sangre y por ende, el calor, no llega a las extremidades y debido a ello, la temperatura de las manos y los pies puede disminuir considerablemente.

En ocasiones, el Síndrome de Ra…