10 libros que todo psicólogo debe leer

Imagen
La Psicología es un campo en constante evolución, de ahí la importancia de quienes nos dedicamos a esta profesión estemos en permanente actualización. Una de las formas de lograrlo, además del entrenamiento, es la lectura. 

Gracias a los avances tecnológicos, hoy podemos acceder a una cantidad ilimitada de libros y otros materiales incluso en la red. Aunque personalmente prefiero los libros impresos, los electrónicos, tienen además la ventaja de ser más económicos.

Por otro lado, la globalización nos obliga a leer no solo en nuestro idioma nativo, sino también en otros idiomas. Aunque existe un número importante de libros traducidos al español, leer en inglés y otros idiomas es una asignatura obligada.

Con base en estas ideas, he elaborado esta lista de libros que forman parte de mi biblioteca. Aunque no son tan nuevos la mayor parte de ellos, considero son una buena recomendación si no los has leído. Espero que sean de tu interés: 


1. The Brain that changes itself, Norman Doidge

Este fasc…

SÚPER PAPÁ (Entre la paternidad y el trabajo)




Hace dos años publicamos por estas fechas, una breve nota en nuestro boletín sobre la investigación hecha por el Boston College respecto de una nueva dimensión de la paternidad, más comprometida en la educación de los hijos.

Existen al menos dos razones para ello, la primera un cada vez mayor acceso a la educación y la vida profesional de la mujer, pero también un entendimiento mayor de ambos –hombres y mujeres- sobre la necesidad en la actualidad de esfuerzos mutuos del hombre y la mujer para alcanzar el éxito en la integración de los asuntos de trabajo y familiares.

De acuerdo a este estudio, el padre del siglo XXI no quiere ser solo un proveedor económico, sino que busca tener un rol mucho más integral en la vida de su familia, lo cual requiere presencia y compromiso.

Dicho estudio se lleva a cabo con alrededor de dos mil ejecutivos de “cuello blanco” y posiciones gerenciales, y cuyas respuestas parecen ir en contra de los estereotipos del padre adicto al trabajo, ausente (figura por cierto muy evocada en la “Psicología del Mexicano” hace algunas décadas), que ven su contribución al bienestar familiar más allá de su aportación económica.

“The New Dad” (El nuevo padre), cuyos hallazgos se actualizan año con año desde el 2009, estudia cómo la paternidad evoluciona, cómo padre y madre manejan prioridades, comparten responsabilidades e incluso cómo aquellos padres que han “invertido” roles con sus parejas (ellas en el trabajo y ellos en el cuidado de la casa y los niños) han superado los estereotipos demostrando que la efectiva crianza no es un tema de género, sino de competencias.
  
Pero que hay de las compañías en las que trabajan estos “nuevos” padres?

De acuerdo a este estudio, la mayoría de los padres encuestados consideran que convertirse en padres tiene un impacto positivo en la percepción de otras personas en el lugar de trabajo; sus empleadores tienen de ellos las mismas expectativas que antes de ser padres o incluso más elevadas (lo que no ocurre con aquellas mujeres que se convierten en madres).


Recibir el apoyo de los jefes y compañeros, así como el apoyo de la pareja, parecen ser factores claves para el involucramiento de estos “nuevos “ padres en las tareas de cuidado y crianza de los hijos, así como predictores de un menor conflicto entre la vida familiar y profesional, mayor satisfacción laboral y menores intentos de abandonar el empleo.

Y qué beneficios tiene lo anterior para los hijos de estos “nuevos padres” ?

De acuerdo a algunas investigaciones, los padres varones parecen tener mayor influencia sobre el desarrollo de sus hijos. El rechazo por parte de la figura paterna hacia los hijos parece estar más relacionado con problemas de conducta, delincuencia, depresión, abuso de sustancias y ajuste psicológico en general.

En las familias donde existe el padre, sus acciones parecen tener mayor efecto que el de la madre, “los niños tienden a poner más atención en lo que el padre hace y dice que en la madre”.

En este sentido, la proximidad del padre con sus hijos, cuando este proporciona buenos modelos de conducta (ejemplos a seguir) resulta de un alto beneficio para el desarrollo psicológico de los menores.


Fuente: The New Dad

Visita nuestra página web

Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?