10 libros que todo psicólogo debe leer

Imagen
La Psicología es un campo en constante evolución, de ahí la importancia de quienes nos dedicamos a esta profesión estemos en permanente actualización. Una de las formas de lograrlo, además del entrenamiento, es la lectura. 

Gracias a los avances tecnológicos, hoy podemos acceder a una cantidad ilimitada de libros y otros materiales incluso en la red. Aunque personalmente prefiero los libros impresos, los electrónicos, tienen además la ventaja de ser más económicos.

Por otro lado, la globalización nos obliga a leer no solo en nuestro idioma nativo, sino también en otros idiomas. Aunque existe un número importante de libros traducidos al español, leer en inglés y otros idiomas es una asignatura obligada.

Con base en estas ideas, he elaborado esta lista de libros que forman parte de mi biblioteca. Aunque no son tan nuevos la mayor parte de ellos, considero son una buena recomendación si no los has leído. Espero que sean de tu interés: 


1. The Brain that changes itself, Norman Doidge

Este fasc…

ERES DUEÑO DE TU TIEMPO?





In Time, es una película de corte “futurista” (que en realidad pudiera no serlo) expone una sociedad en la que el tiempo se vuelve la moneda de cambio: el dinero ha dejado de existir y todo lo que uno haga o desee adquirir se tasa en tiempo, mismo que es registrado en un reloj digital “inserto” en el antebrazo de la persona.

Todos están programados para vivir 25 años y de ellos dependerá el conseguir más tiempo para seguir viviendo y si no, morirán a más tardar en un año. La ventaja? Es que todos esos años “extra” seguirán luciendo como jóvenes de 25.

El tema pues nos hace reflexionar una vez más, sobre el ritmo de vida acelerado en el que la mayoría de las personas nos encontramos inmersos en la actualidad, y en el que desafortunadamente para muchos, existe la necesidad de estar disponibles 24/7 (24 horas 7 días a la semana) para su trabajo, observando no retrasarse un minuto – como el reloj de bolsillo que llevaba el conejo del cuento de Alicia en el país de las maravillas-, intentando cumplir con los "deadlines" (fechas límite o tiempos de entrega), advertidos de que es “malo” dejar las cosas que puedas hacer HOY para después – utilizando un verbo ciertamente difícil de pronunciar, p-r-o-c-r-a-s-t-i-n-a-r- , haciendo o intentando hacer varias cosas a la vez – el llamado multi tasking- y poco capaces además de disfrutar el momento presente, pues además de este acelerado ritmo de vida, muchos de ellos vivirán con remordimientos y culpas sobre el pasado o con preocupaciones sobre lo que está por venir –el futuro-.

Tal situación más allá de hacernos más felices y productivos, como te podrás imaginar, nos lleva exactamente al punto contrario: la infelicidad y la ineficiencia. No obstante haya personas que se manifiesten orgullosas o sin opción de estar siempre “en la loca” (expresión popular que hace referencia al hecho de estar siempre corriendo), para la gran mayoría, el poder ser dueños de su tiempo, o disponer de él al menos un poco, se convierte en un ideal inalcanzable, haciendo que muchos de ellos no cuenten con tiempo para estar en familia, descansar o hacer algo tan fundamental pero menospreciado como dormir. "Ya habrá tiempo" dicen algunos, "cuando me muera", utilizando las horas destinadas para esta actividad fundamental en nuestras vidas - el sueño- para trabajar en la computadora, conectarse en sus redes sociales, ir a los súpers o gimnasios de 24 horas, etc, etc. lo cual en efecto, acortará su tiempo y calidad de vida.

Un elemento adicional, en relación a lo que Stephen Covey planteaba: la administración efectiva del tiempo. Esto es algo que hemos observado  tanto en las empresas como en las personas con las que trabajamos y es, la dificultad para hacer las cosas importantes y no las urgentes. Este es un mal hábito y dolor de cabeza para muchas personas y organizaciones, que presionadas a su vez por ser competitivas instan a sus colaboradores a atender casi como una norma, los "bomberazos" y dedican poco tiempo a la planeación y otras actividades fundamentales.

Qué podemos hacer? Cómo podemos utilizar más efectivamente nuestro tiempo pero sobre todo sentirnos más satisfechos? Aquí algunas recomendaciones:

1.     Organízate. La herramienta de los cuatro cuadrantes de Covey te ayuda a ubicar cuáles son las tareas importantes y a llevarlas a cabo.

2.     Disciplínate. Esto puede ser difícil en principio, pero incluso respetar el tiempo que has dispuesto por ejemplo para estar en familia o hacer ejercicio, es IMPORTANTE.

3.     Se asertivo. Aprende a decir “no”.

4.     Haz una estimación realista de tus tiempos, pero también de tus capacidades.

5.     Evita el multi-tasking. Contrario a lo que puedas pensar, hacer dos cosas o más a la vez te resta eficiencia. 

6.     Disfruta el momento. Una de las cosas más difíciles pero posibles.

7.     Práctica la conciencia plena (Mindfulness). Como dijera el Buda:

Si estás deprimido es porque vives en el pasado
Si estás ansioso es porque vives en el futuro
Si estás en paz es porque vives en el presente

GRACIAS POR TU VISITA !!! Y te invitamos a conocer lo que hacemos con empresas y personas en nuestra página web.

www.transformatuestres.com

Posts relacionados:


  • El síndrome de estar siempre ocupado
  • Hacer dos cosas a la vez: realmente funciona?
  • La importancia de dormir bien
  • Balance de vida y el arte de afilar la sierra





Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?