10 libros que todo psicólogo debe leer

Imagen
La Psicología es un campo en constante evolución, de ahí la importancia de quienes nos dedicamos a esta profesión estemos en permanente actualización. Una de las formas de lograrlo, además del entrenamiento, es la lectura. 

Gracias a los avances tecnológicos, hoy podemos acceder a una cantidad ilimitada de libros y otros materiales incluso en la red. Aunque personalmente prefiero los libros impresos, los electrónicos, tienen además la ventaja de ser más económicos.

Por otro lado, la globalización nos obliga a leer no solo en nuestro idioma nativo, sino también en otros idiomas. Aunque existe un número importante de libros traducidos al español, leer en inglés y otros idiomas es una asignatura obligada.

Con base en estas ideas, he elaborado esta lista de libros que forman parte de mi biblioteca. Aunque no son tan nuevos la mayor parte de ellos, considero son una buena recomendación si no los has leído. Espero que sean de tu interés: 


1. The Brain that changes itself, Norman Doidge

Este fasc…

PSICOTERAPIA EN TIEMPOS DE COACHING




Hace unas semanas, un colega nuestro regresó de los Estados Unidos, después de haber tomado un curso para certificarse como coach, más decepcionado que entusiasmado por su  recién adquirido título, preguntándonos si de eso se trataba el coaching: “ No es más que un método para hacer preguntas” nos dijo.

El curso, programado para cinco días, duró en realidad dos, en los cuales nuestro colega psicólogo no sintió que dicho programa hubiera acrecentado sus habilidades , pues comentó, la metodología utilizada es la misma que cualquier psicólogo conoce y practica desde los primeros semestres de la carrera. "Parece un método de administración por objetivos".

Dicha conversación nos lleva a escribir en esta ocasión respecto al tema, el que efectivamente, en estos días, resulta ser la panacea para abordar todas las situaciones del ser humano: el coaching. Pero ¿qué es realmente y hasta dónde puede llegar?

Según la Federación Internacional de Coaches, capítulo España, el coaching  es “una relación profesional que ayuda a lograr resultados extraordinarios, mediante el cual la persona profundiza en su conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida… el cliente elije el tema de conversación mientras el coach contribuye con observaciones y preguntas… el coach toma como punto de partida la situación actual del cliente y se centra en lo que éste esté dispuesto a hacer…”

Hoy día, existen al menos una veintena de formas de coaching, y creemos que la extensa proliferación que ha tenido, es sin lugar a dudas un acierto mercadológico, pues no existe un valor sustantivo en la declaración antes citada. Hoy tenemos, además del deportivo, “coaching personal”, “ontológico”, “empresarial”, “de negocios”, “de equipos”, “de vida” “emocional”, “de sombra”, seguido de un largo etcétera.

Algunos creen, que el coaching de vida y el coaching emocional,  ofrecen los mismos beneficios que una psicoterapia, sin resultar tan “embarazoso”, pues para muchas personas el “ir con un coach” es motivo de orgullo, pero no así el “ir con el psicólogo” pues desafortunadamente todavía existen enormes prejuicios y mitos respecto de esta práctica.

Uno de ellos, alude a la falsa creencia de que el coaching es para las personas “normales”, “sanas e inteligentes” y que la psicoterapia es para quienes sufren alguna “patología” o “trastorno”.

Otra falsa creencia es que la psicoterapia se orienta SIEMPRE al pasado. No necesariamente. Depende del enfoque. Existen hoy día las terapias breves, en las que la interacción entre el terapeuta y el paciente es dinámica, siendo el enfoque e interés principal el aquí y ahora, y en el que por supuesto, existen objetivos a alcanzar, que normalmente tienden a un mayor autoconocimiento, bienestar, y salud tanto mental y emocional como física, pues como ha quedado demostrado, las primeras ejercen una influencia muy importante sobre la salud física.

Un tercer mito es que mientras la psicoterapia se orienta a los problemas, el coaching trabaja con las potencialidades.

Al respecto, quisiéramos rescatar lo que señala la Asociación Americana de Psicología (APA):

“En la psicoterapia, los psicólogos aplican procedimientos científicamente válidos para la creación de hábitos más sanos y efectivos. La psicoterapia cuenta con varios métodos como el cognitivo-conductual, el interpersonal y otros tipos de terapia conversacional que ayudan a resolver los problemas… Al concluir el tratamiento, no sólo habrá resuelto el problema que le trajo a la consulta, sino que, además, habrá aprendido nuevas destrezas para enfrentar con mayor efectividad cualquier desafío que pueda surgir en el futuro”.

El coaching, por su parte, basado en un modelo de preguntas, espera obtener respuestas que teoricamente existen en la mente del cliente, pero que en realidad no modifican conductas, hábitos, actitudes, habilidades, etc. siendo en el mejor de los casos, un punto de partida conceptual o cognoscitivo, pero que no genera por sí mismo un cambio ni mejora. Cabe señalar además, que no todas las personas conocen estas respuestas, como supone el coaching.

Los coaches

Hemos escuchado a famosos coaches que han declarado que “erraron su profesión”, pues estudiaron Arquitectura, o Ingeniería o Derecho, pero que “lo suyo” es el trabajo con personas. Confiarías entonces la construcción de tu casa, tus estados financieros o un proceso legal a un psicólogo? Verdad que no?

A diferencia de un coach, un  psicoterapeuta es por lo regular, un licenciado en psicología que ha recibido una formación  y que ha sido instruido y entrenado a lo largo de por lo menos 8-10 años en habilidades relacionadas no solo en la formulación de preguntas y el establecimiento de objetivos, sino en una comprensión profunda de la mente, la conducta humana y sus motivaciones.

Hemos leído también a coaches que sugieren a quienes estén interesados en serlo, en “comprarse libros de autoayuda”, pensando que así adquirirán ciertas habilidades. Qué error. La lectura por supuesto ayuda, pero no sustituye la formación, el entrenamiento y la práctica.

Conclusiones

Con lo anterior no queremos desacreditar la práctica del coaching, pero si, dimensionarla de una manera más realista y objetiva, pues sin lugar a dudas existen coaches, particularmente en la escena deportiva, que han conducido a sus equipos y entrenandos a niveles de desempeño excepcional.  De hecho, algunos de nuestros modelos de intervención se basan en lo que hoy se conoce como coaching, pero que OJO, no es privativo ni exclusivo de éste.


Para terminar esta nota, quisiéramos compartirte algunos de los beneficios que tiene ir con un psicólogo:

Dependiendo de su especialidad, un psicólogo puede ayudarte a

1)   Fortalecer tu autoestima y confianza
2)   Mejorar tus relaciones interpersonales
3)   Redescubrir tu potencial y habilidades para enfrentar diversas situaciones
4)   Evaluar tus competencias
5)   Acrecentar tu capacidad de aprendizaje
6)   Entender el origen de conductas autodestructivas y eliminarlas
7)   Mejorar tu salud física mediante la adquisición de hábitos saludables
8)   Elevar tu capacidad para afrontar las adversidades
9)   Superar las pérdidas
10)  Mejorar tu capacidad de adaptación
11)  Tener control sobre tu fisiología
12)  Reducir la tensión
13)  Apoyarte en programas nutricionales y de reducción de peso

Un psicólogo además, trabaja con niños, adolescentes, adultos y personas de la tercera edad, por lo que su espectro de acción no se limita a trabajar con alguno de estos grupos.

Visítanos


Posts relacionados:



Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?