10 libros que todo psicólogo debe leer

Imagen
La Psicología es un campo en constante evolución, de ahí la importancia de quienes nos dedicamos a esta profesión estemos en permanente actualización. Una de las formas de lograrlo, además del entrenamiento, es la lectura. 

Gracias a los avances tecnológicos, hoy podemos acceder a una cantidad ilimitada de libros y otros materiales incluso en la red. Aunque personalmente prefiero los libros impresos, los electrónicos, tienen además la ventaja de ser más económicos.

Por otro lado, la globalización nos obliga a leer no solo en nuestro idioma nativo, sino también en otros idiomas. Aunque existe un número importante de libros traducidos al español, leer en inglés y otros idiomas es una asignatura obligada.

Con base en estas ideas, he elaborado esta lista de libros que forman parte de mi biblioteca. Aunque no son tan nuevos la mayor parte de ellos, considero son una buena recomendación si no los has leído. Espero que sean de tu interés: 


1. The Brain that changes itself, Norman Doidge

Este fasc…

RITMOS DEL CORAZON (Heart Rythms)


Imagen: freedigitalphotos.net

Hace un par de días se celebró el Día Mundial del Corazón y por ello queremos referirnos en esta ocasión como lo hemos hecho ya anteriormente a la importancia de la salud cardiovascular, su relación con las emociones y la manera en que podemos eficientar su funcionamiento.


Y es que el corazón es un órgano altamente sensible, no solo al sedentarismo, a malos hábitos alimenticios y al fumar. También lo es a nuestros estados emocionales, pues como hemos señalado, emociones negativas como la ira, la tristeza y el miedo lo debilitan, tal es el caso de la Miocardiopatía de Takotsubo, un tipo de cardiopatía inducida por el ESTRÉS, cuya incidencia es mayor en las mujeres. A propósito: sabías que la principal causa de muerte en las mujeres no es el cáncer de mama, ni de útero, sino las enfermedades cardiovasculares?


Ningún sistema es tan vulnerable al estrés como lo es el sistema cardiovascular, señala el Dr. Robert Sapolsky,  quien explica las razones de ello:


-        La respuesta de estrés provoca una elevación o aumento de la presión arterial, mejor conocida como hipertensión. Cuando el estrés es crónico, por ende lo es la presión arterial elevada.


-        Dicha elevación o aumento, hace que estas arterias, que originalmente son muy delgadas, tiendan a desarrollar una capa muscular gruesa, con objeto de soportar la presión sanguínea. La sangre como sabemos, es bombeada por el corazón hacia todo el cuerpo, pero igualmente circula de vuelta hacia él, como las olas que van y vienen, adquiriendo cada vez mayor fuerza. Este “tsunami” como señala Sapolsky provocará, que con el paso del tiempo, aumente la masa muscular del ventrículo izquierdo dando lugar a una hipertrofia, la hipertrofia del ventrículo izquierdo.


-        Además de afectar nuestro corazón, la presión arterial elevada que acompaña a la respuesta de estrés, provocará que las venas, por el hecho de que éstas pasan por un proceso de varias bifurcaciones, puedan ser dañadas en sus capas interiores, lo cual dará lugar a un proceso de inflamación, y en algunas casos, la ruptura.


-          Por otro lado, la activación del sistema simpático, característico de la respuesta de estrés, provoca también un aumento de la viscosidad en la sangre y la formación de placa (ateroesclerosis) que se adherirá fácilmente a los sitios inflamados.


-          Con el paso del tiempo, esta placa formará un trombo, que obstruirá el paso de la sangre. A nivel de corazón, dicha obstrucción provocará un infarto al miocardio, mientras que si ocurre a nivel cerebro, dará lugar a un infarto cerebral, conocido también como stroke.


Pero no solo el estrés crónico puede afectar nuestro corazón, también el estrés agudo, provocando desde una arritmia y en casos severos, la muerte súbita.

Qué son las arritmias

Las arritmias, como su nombre lo indica es la variación en el ritmo cardiaco, que en ocasiones parece latir más de prisa, y en ocasiones más lentamente, sin una razón para ello. Las arritmias, son resultado de que los impulsos eléctricos que controlan los latidos del corazón, se retrasan o bloquean. Dentro de los factores que interfieren con el ritmo cardiaco están, además del estrés y por supuesto los factores congénitos, el tabaco, el alcohol, la cocaína, la cafeína, las anfetaminas, y algunos medicamentos. 
Las arritmias, se caracterizan por un patrón caótico o irregular, que es observado con mucha frecuencia en estados no sólo de estrés, sino también de ansiedad, ira y miedo.


En una persona sana, que se encuentra en estado de reposo, la frecuencia cardiaca esperada es de 60 a 100 pulsaciones por minuto. Pero además de la frecuencia, nos interesa que su corazón tenga cierta ritmicidad y amplitud, a esto se le conoce como Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca.


Qué es la Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca (VFC)


La VFC son los intervalos o espacios de tiempo, que pueden ser medidos, entre un latido y otro. Entre mayor sea el tiempo que transcurre entre uno y otro, es mejor para nuestro corazón, que no tiene que trabajar a marchas forzadas. La mayor amplitud es observada en estados de calma, la cual puede ser entrenada.


El entrenamiento de la Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca es hoy día una de las herramientas esenciales para optimizar el funcionamiento de nuestro corazón y evitar consecuencias como las que hemos descrito anteriormente. Esto lo hacemos a través de diversas técnicas, con apoyo del Biofeedback, el cual nos permite observar tanto al entrenando como al experto, las variaciones del ritmo cardiaco ante diferentes situaciones o estados emocionales. Más allá de ser un monitor de presión arterial, o pulso, el Biofeedback nos permite entrenar a la persona, para que su corazón lata de manera rítmica, armónica, la cual constituye un buen predictor de salud cardiovascular.


El entrenamiento de la  VFC posee un valor incalculable, no sólo en la clínica, también en el deporte de alto rendimiento y el mundo de los negocios que como sabemos, los ejecutivos sufren día con día mayor número de infartos al miocardio y cerebrales, debido a las presiones y a un estilo de vida poco saludable.


Si quieres mantener tu corazón en óptimo funcionamiento, visítanos
Posts relacionados

Referencia:



    Sapolsky,R. (1998) Why zebras don't get ulcers. Owl books 

Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?