Ir al contenido principal

APRETAR EL BOTON DE PAUSA




Si tu vida de un tiempo para acá parece estar en modo “Fast forward” te interesa leer esta nota.

Quizá hayas experimentado esta sensación de que el tiempo “se pasa volando”. Es posible también que sientas que “no tienes tiempo” para hacer tal o cual cosa.

Por otro lado, quizá hayas sentido que has hecho o dicho cosas con las cuales no te sientes nada bien. Para estos y otros casos que explicaremos más adelante, te conviene apretar distintos modos de tu reproductor personal, entre ellos el botón de pausa.

“Es tan fácil ser reactivo” menciona Stephen Covey. Pero aprender a usar el botón de pausa es decir, nuestra capacidad para detenernos entre lo que nos sucede y nuestra respuesta a ello y elegir nuestra respuesta, forma parte de lo que este celebre autor refería dentro de sus 7 (después 8) hábitos altamente efectivos.

El botón de pausa en este sentido, hace referencia a nuestra capacidad de detenernos (temporalmente) a pensar en las situaciones que se nos presentan en la vida, a tomar perspectiva y reconocer lo verdaderamente importante.  Apretar el botón de pausa significa, no correr por la vida “a tontas y a locas” como dijeran las abuelas, sino vivir de manera plena pero consciente, asumiendo la responsabilidad de nuestra vida, creando un espacio en el tiempo que nos permita:

1)   Evaluar si lo que hemos hecho hasta el momento nos lleva a lograr nuestros propósitos de vida.

2)   Analizar de manera proactiva y sin culpas nuestras áreas de oportunidad y la manera en cómo podemos mejorar.

3)   Reconocer y celebrar también nuestros aciertos y éxitos.

4)   Determinar si alguna situación en particular la hemos dimensionado correctamente o no. Esto quiere decir que quizá hayas dado gran importancia a un tema que no lo era, o por el contrario lo has subestimado y requiere de mayor atención.

5)   Reconocer y tener control sobre nuestras emociones. Más información sobre este tema en Agilidad Emocional, en este blog.

6)   Pensar en las personas importantes de tu vida, y la cercanía/lejanía con ellos. No nos referimos a la distancia física, sino al contacto afectivo. Quizá te des cuenta que por andar “viviendo de prisa” no has dedicado tiempo suficiente a hablar y convivir con tus hijos, tu pareja, etc.

7)   Invertir en tu persona. Poder dedicar tiempo a cultivar tus intereses, gustos, etc. que por "falta de tiempo" no lo has hecho.

Hacer una pausa en nuestras vidas, nos permite insistimos, vivir de manera más consciente, libre y responsable, andar de manera más segura y firme y con ello eventualmente, ganar velocidad en nuestro camino.

Visítanos




Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

Si hay una mujer en la historia de México reconocida por su arte es Frida Kahlo. Magdalena Carmen Frida (así se llamaba) quien plasmó en todas sus obras no solo el dolor sino su visión del mundo aprendió a ser resiliente desde niña.
Las secuelas de poliomelitis la hicieron objeto de las burlas de sus compañeras, situación que según sus biografías le hacia llenarse de rabia, pero también la motivó a redoblar sus esfuerzos para ser la mejor: lo mismo nadaba que corría o andaba en bicicleta; algunos de esos comentarios le lastimaban, y cómo no hacerlo, cómo acostumbrarse a un defecto físico, si todo el tiempo se lo recordaban.
Fue el amor de su padre Wilhem (Guillermo) lo que la impulsó a salir adelante, no por que carecería del de su madre, pero que debido al carácter rígido de ésta, la relación con el primero le era mucho más cercana. Wilhem dispuso que recibiera rehabilitación y la inscribió, a pesar de las protestas de su madre, a la Escuela Nacional de Preparatoria, que en aquel enton…

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

La semana pasada falleció uno de los líderes más importantes y respetados de nuestros tiempos: Nelson Mandela, Madiba, como le llamaban cariñosamente fue una figura reconocida no solo por su gran carisma y liderazgo, sino también por su capacidad para afrontar grandes adversidades a lo largo de su vida, es decir, su resiliencia personal.

Quizá la más conocida de las adversidades que tuvo que afrontar, fue la de pasar 27 años en prisión, por motivos políticos,17 de ellos en Robben Island y los 10 restantes en diferentes prisiones,pero sin que ello causará aparente mella en su ánimo pues se dice, que a pesar de estar recluido en condiciones precarias, en las ocasiones en las que se le permitía salir de su celda, él agradecía de buena gana a sus celadores y les bendecía.
Pero su rebelión en contra del Apartheid, que le valiera haber pasado una tercera parte de su vida en prisión, no fue la única adversidad que tuvo que afrontar: el divorcio de Winny, su esposa, se dice por infidelidad de …

10 libros que todo psicólogo debe leer

La Psicología es un campo en constante evolución, de ahí la importancia de quienes nos dedicamos a esta profesión estemos en permanente actualización. Una de las formas de lograrlo, además del entrenamiento, es la lectura. 

Gracias a los avances tecnológicos, hoy podemos acceder a una cantidad ilimitada de libros y otros materiales incluso en la red. Aunque personalmente prefiero los libros impresos, los electrónicos, tienen además la ventaja de ser más económicos.

Por otro lado, la globalización nos obliga a leer no solo en nuestro idioma nativo, sino también en otros idiomas. Aunque existe un número importante de libros traducidos al español, leer en inglés y otros idiomas es una asignatura obligada.

Con base en estas ideas, he elaborado esta lista de libros que forman parte de mi biblioteca. Aunque no son tan nuevos la mayor parte de ellos, considero son una buena recomendación si no los has leído. Espero que sean de tu interés: 


1. The Brain that changes itself, Norman Doidge

Este fasc…