Ir al contenido principal

Vive, antes de que sea demasiado tarde

La vida de uno no es lo que sucede, sino lo que recuerda y cómo lo recuerda
Gabriel García Márquez

Con esta frase, Chandra Choubey* inicia hablando de qué es la vida y cómo vivirla, de cómo podemos encontrar el verdadero sentido de nuestra existencia, un viaje al que nos invita a partir de su acercamiento con la muerte, de sus conversaciones con vivos, moribundos y hasta muertos. En su libro, confiesa no develar ningún secreto, pues todo ha sido ya escrito, simplemente invitarnos a reflexionar sobre la manera en qué vivimos nuestra vida.


Vive la vida como al momento de morir quisieras haber vivido
Confucio

Patadas en la tumba

Dice Chandra y pregunta ¿porqué anhelamos más la vida cuando estamos a punto de perderla? Al filo de la muerte las personas buscan siempre una segunda oportunidad, una que les permita resarcir sus errores, ser más feliz, darse cuenta. Así que en vez de dar patadas en la tumba, hay que vivir antes de que sea demasiado tarde. 


Experimentemos con la vida! Lo peor que puede pasar es que todo siga igual. Las buenas acciones siempre dan buenos resultados.

Chandra habla de cómo nuestras experiencias durante la infancia nos determinan. Y quizá rectificaríamos: nos influyen pero NO nos determinan en forma absoluta, pues que hay del libre albedrío y la posibilidad de elegir?

Luego habla de nuestra "zona ciega" esa parte que nos hace vivir en la no conciencia; aquella que nos limita a ver lo que queremos ver, a escuchar lo que queremos escuchar, a tomar decisiones sin pensar y hasta capaz de matar a la pareja, no en sentido figurado sino literal. Qué hay en la mente humana, se pregunta, para dar muerte a la misma persona a la que se juró fidelidad y amor eterno.

Los problemas de pareja derivan, de que los dos miembros se encuentran en su zona ciega, la que no tolera y en la lucha por ganar, todos van a perder, los hijos en primer lugar. El objetivo de ambos es mostrar quien humilla más, quien tiene la mejor memoria, quien grita y quien destruye más. Así es la mente ciega, destructiva.

Así que, dice Chandra, refutando la vieja conseja de no ir a la cama sin arreglar los problemas, dice ve a la cama, al día siguiente la historia será distinta. Espera 24 horas antes de contestar que para entonces, ya habrá pasado y al menos uno de los dos podrá estar en su zona consciente. 





No permitas que una colilla incendie el bosque.
Ante emociones intensas, piensa 24 horas antes de tomar una decisión 

Los tres espejos retrovisores

Chandra alude al conocimiento proveniente de las Neurociencias y el papel de la amígdala en nuestras emociones, reconociendo que sin ellas, nuestra vida tampoco tendría mucho sentido. Habla entonces de los Tres Espejos, los tres legados que le han dejado su abuela, su madre y su padre: 

La visión, diferente de nuestro sentido de la vista, la cual nos permite poder ver las cosas antes de que sucedan (visualizar, anticipar); las virtudes, que nos permiten vivir la vida como buenos seres humanos, y la verdad o la acción.

La visión, dice consiste en saber entender el pasado, comprenderlo para evitar cometer los mismos errores, incluso poder aprender de los errores de los demás.

Las virtudes, a las que define también como drivers, teniendo la familia un rol muy importante, dentro de las cuales contempla las siguientes: Dignidad, Rectitud, Innovación, Valentía, Esperanza, Respeto y Solidaridad.


  • Sin dignidad nadie puede ser feliz, nadie puede quitárnosla, pero nosotros mismos la perdemos cuando sacrificamos lo más por lo menos, cuando nos dejamos seducir por las cosas materiales y las ganancias a corto plazo
  • Vivir con rectitud nos permite respirar hondo, vivir de forma íntegra, con la conciencia de que hemos hecho lo bueno bien, de manera asertiva, respetándonos a nosotros mismos y a los demás
  • Innovar es crear de la nada, imaginar, como el relato de Sir Ken Robinson de la niña que prometió dibujaría a Dios cuando nadie le había visto. Chandra se refiere a sus años de escuela en la India, donde los maestros eran reconocidos no solo por la materia que impartían, sino por al árbol bajo el cual enseñaban. Hay que usar nuestra creatividad y sabiduría para construir no para destruir
  • Valentía. Ser valiente dice, es atreverse en la vida, no temer al fracaso o a equivocarnos. Hay que atreverse a navegar, no quedarnos en el puerto.
Nuestros miedos son creados por nosotros mismos
  • La esperanza es lo que nos hace permanecer en el intento, sin esperanza la vida pierde su sentido, el día que perdemos la esperanza dice Chandra, dejamos de vivir. Y justo se refiere a lo que hemos señalado cuando hablamos de una menor resiliencia en las nuevas generaciones: los jóvenes, dice, pierden la esperanza ante el primer problema que enfrentan
  • El respeto, que abarca desde ponerse en el lugar del otro, la posibilidad de empatía, hasta tratar a los demás con resto y valorar su dignidad y eso incluye las personas, los animales y los objetos. Respetar es también ceder, sin perder la dignidad
  • En un mundo en el que cada vez más tendemos a la individualización, la solidaridad es lo que nos permite una existencia humana digna e implica comprender, ceder y ayudar a quien lo necesita.







El tercer espejo, es la verdad o la acción, la cual es resultado de conocernos a nosotros mismos. Y aunque las emociones rigen nuestras acciones, también nuestras acciones pueden crear nuestras emociones, de tal suerte que si actuamos de manera positiva, también tendremos una emoción positiva resultado de ello. 


Actuar bien es sentirse bien

Chandra se refiere nuevamente a la pareja, para indicar que lo que más daña la relación, es la ausencia de acciones o detalles. No es necesario perder algo para valorarlo, y tampoco es suficiente resolver o planear algo, sino hacerlo. Así que no pienses que vas a brincar, hazlo!




Vive, antes de que sea demasiado tarde.


Visita también nuestra página web

www.transformatuestres.com



*Chandra Choubey es director de la preparatoria del ITESM, autor del libro Del vientre a la muerte, el viaje de la vida




Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

Si hay una mujer en la historia de México reconocida por su arte es Frida Kahlo. Magdalena Carmen Frida (así se llamaba) quien plasmó en todas sus obras no solo el dolor sino su visión del mundo aprendió a ser resiliente desde niña.
Las secuelas de poliomelitis la hicieron objeto de las burlas de sus compañeras, situación que según sus biografías le hacia llenarse de rabia, pero también la motivó a redoblar sus esfuerzos para ser la mejor: lo mismo nadaba que corría o andaba en bicicleta; algunos de esos comentarios le lastimaban, y cómo no hacerlo, cómo acostumbrarse a un defecto físico, si todo el tiempo se lo recordaban.
Fue el amor de su padre Wilhem (Guillermo) lo que la impulsó a salir adelante, no por que carecería del de su madre, pero que debido al carácter rígido de ésta, la relación con el primero le era mucho más cercana. Wilhem dispuso que recibiera rehabilitación y la inscribió, a pesar de las protestas de su madre, a la Escuela Nacional de Preparatoria, que en aquel enton…

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

La semana pasada falleció uno de los líderes más importantes y respetados de nuestros tiempos: Nelson Mandela, Madiba, como le llamaban cariñosamente fue una figura reconocida no solo por su gran carisma y liderazgo, sino también por su capacidad para afrontar grandes adversidades a lo largo de su vida, es decir, su resiliencia personal.

Quizá la más conocida de las adversidades que tuvo que afrontar, fue la de pasar 27 años en prisión, por motivos políticos,17 de ellos en Robben Island y los 10 restantes en diferentes prisiones,pero sin que ello causará aparente mella en su ánimo pues se dice, que a pesar de estar recluido en condiciones precarias, en las ocasiones en las que se le permitía salir de su celda, él agradecía de buena gana a sus celadores y les bendecía.
Pero su rebelión en contra del Apartheid, que le valiera haber pasado una tercera parte de su vida en prisión, no fue la única adversidad que tuvo que afrontar: el divorcio de Winny, su esposa, se dice por infidelidad de …

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?

Seguramente has escuchado este dicho. Se dice de una persona aparentemente fría, pero que en el fondo puede ser apasionada. Pero la realidad de tener las manos frías dista mucho del dicho, y aquí queremos explicártelo.

Tener las manos frías no es solo una sensación bastante incómoda, sino también puede ser signo de un problema circulatorio. En ocasiones, tener la temperatura muy por debajo de los 36.5 grados (la temperatura normal del cuerpo) puede llegar a constituir un problema serio.

El Síndrome de Raynaud, por ejemplo, es un desorden o alteración, que se caracteriza por la pérdida de la coloración de las yemas de los dedos, pies y otras partes del cuerpo. Este fenómeno es resultado de una vasoconstricción, es decir, la reducción o adelgazamiento de los vasos sanguíneos, con lo cual, la circulación de la sangre y por ende, el calor, no llega a las extremidades y debido a ello, la temperatura de las manos y los pies puede disminuir considerablemente.

En ocasiones, el Síndrome de Ra…