Ir al contenido principal

El círculo psicosomático del estrés




Las relaciones entre el cuerpo y la mente han sido, son y serán un objeto de estudio fascinante. Es por ello que en septiembre de 2016 invité a mi programa al Dr. Gérard Guasch, pionero de la Medicina Psicosomática, campo en el que trabaja muy activamente. En los 20 años que tengo de conocerle, ha sido mi director de tesis, mentor y amigo y comparto con él mi interés en este campo. Esto fue lo que platicamos:

CJ: Hoy es jueves 9 de la mañana hora de la Ciudad de México, 4 de la tarde hora de París, por qué digo Paris? Pues por que el día de hoy tengo como invitado, es un honor contar en este espacio con la compañía del Dr. Gérard Guasch, cómo estas doctor?

GG: Bien, agradeciéndote esta invitación

CJ: Muchas gracias Gérard, pues el día de hoy verdaderamente tenemos un programa espectacular, es de veras un gusto, una alegría estar con Gérard en este espacio 


CJ: Doctor, eres médico, psicoterapeuta y maestro del Tao y nos conocemos desde hace veinte años, tu fuiste mi director de tesis, recuerdas?

GG: Si recuerdo muy bien 


CJ: Pues en estos veinte años nos ha unido una amistad, intereses mutuos, que tienen que ver con este campo a la que antiguamente le llamábamos Medicina Psicosomática 

GG: Si

CJ: Y hace poco surgió un nuevo término que es la Psico-neuro-endocrino-inmunología cierto?

GG: Exacto, un tren de palabras

CJ: Estamos hablando de lo mismo? Es lo mismo que Medicina Psicosomática?

GG: Es lo mismo, no exactamente, porque digamos es un poco más teórico, son conocimientos que se van enlazando los unos a los otros, y la Medicina Psicosomática es la aplicación de esto y mucho más, pero la Medicina Psicosomática todo un tiempo estuvo dominada por el pensamiento psicoanalítico; todavía pues que sea la escuela dominante del pensamiento psicosomático pero aunado a otras líneas de pensamiento han alimentado con reflexiones y consideraciones sobre como tomar en cuenta las relaciones cuerpo-mente y no dividirlas como habitualmente lo hacemos, sino tomarlas en cuenta como una unidad y proponer un tratamiento que pretende abarcar esos diferentes niveles de la persona

CJ: Yo recuerdo que en algún momento tu me decías que el término psicosomático había sido mal empleado porque se utilizaba para designar a aquellos padecimientos para los que los médicos no encontraban una causa natural y que lo atribuían más bien a una causa psicológica, a una causa emocional, cierto?

GG: Si, así fue, y si hoy en día lees libros de Medicina Psicosomática de los años cuarenta hubo un momento importante; mi maestro en Psicosomática en Francia el doctor René Held abrió la primera consulta con este título de Medicina Psicosomática, en un viejo y gran hospital de París, el hospital de Lapitié-Salpetriére donde había enseñado, si donde enseñaba Charcot y donde estudió Freud una temporada en París, es toda una institución

CJ: Un lugar histórico

GG: Un lugar histórico, y ahí le dieron por primera vez la responsabilidad de crear una unidad de Medicina Psicosomática en 1946, yo no fui presente porque apenas tenía un año 

CJ: Ah bueno, ya nos dijiste tu edad

(risas)


GG: En aquel entonces, y yo soy infinitamente agradecido al doctor Held y cuando digo fue mi maestro, fue uno de mis maestros muy queridos porque tenía mucho humor, tenía mucha cultura, he aprendido muchísimo de él y lo que me gustaba, es que como lo digo, a mi me enseñó un uso moderado del Psicoanálisis, cuando digo un uso moderado y no quiero ofender a nadie, pero me siento muy lejos de ciertas escuelas que es todo psicoanalítico y fuera del Psicoanálisis no hay nada, pues no era mi carácter, entonces yo me fui también a investigar por otros lados, por la Medicina China

CJ: Otro punto en común

GG: Si, por la Neurofisiología, por otras muchas cosas 

CJ: La escuela Reichiana que también tu sigues

GG: Sí, exacto, eso en aquel entonces, estar acostado en un diván freudiano y participar en grupos reichianos era un poco dividirse, pero lo que me gustó mucho de Reich fue precisamente su visión psicosomática muy dinámica, el saber que el cuerpo tiene una importancia grande en la manifestación de la salud o la enfermedad y por ende, por consecuencia, es una puerta de entrada para tratamientos, cuando en el Psicoanálisis clásico pues era no haces nada, solo hablas, dices, dices, dices y no haces

CJ: Y todo está en la mente y en el inconsciente

GG: Exacto

CJ: Desde la perspectiva psicoanalítica clásica

CJ: Ahorita que dices esto Gérard, el cuerpo influye en la mente, o la mente influye en el cuerpo?

GG: Ambas cosas, es un ir y venir constante, como posiblemente en algún momento lo comentaremos, como lo concebimos también en el Taoísmo, es un ir y venir entre la tierra y el cielo, entre arriba y abajo, entre adelante y atrás, y lo que nos ha hecho perder mucho tiempo es el pensamiento de ciertos filósofos como Descartes de separar cuerpo y mente y luego pues tendemos a pensar que el cuerpo es como un objeto, es como un burro, si le damos los tratamientos,  y la mente, pues no sabemos donde está flotando, si por aquí o por acá, y en realidad yo creo que haríamos mucho mejor en pensar que cuerpo y mente están así unidos, y que la mente está en todas partes del cuerpo

CJ: Claro, fíjate que algo con lo que no estoy muy de acuerdo es pensar en que todo está en la mente

GG: Yo comparto contigo

CJ: Y por ejemplo, esto que, bueno me voy a desviar un poco del tema pero les prometo que voy a regresar a lo que quiero platicar con el doctor el día de hoy, tu qué opinas de la decodificación biológica que está tan de moda?

GG: Ya me conoces, sabes que tengo mis reservas, y lo menos que voy a decir y no diré más, estoy reservado 

CJ: Estoy reservada contigo

(risas) 

CJ: Ok, platicaremos de eso en otra ocasión. Yo quiero platicar contigo el día de hoy, tu eres un autor prolífico, es decir, has escrito varios libros, que además he tenido el honor de leer varios de ellos, no todos, no me voy a adornar, peo bueno quiero hablarles el día de hoy de este libro, que desafortunadamente no está en español, está en francés, y estamos pidiendo a una editorial y acabo de preguntarle a Gérard si estaría interesado de publicarlo en español y es "Ayúdate que tu cuerpo te ayudará"

GG: En francés es "Aide toi, ton corp t'aidera"

CJ: Y tu hablas en este libro de El Círculo Psicosomático del Estrés. Platícanos un poco de este concepto a qué se refiere y algo que seguramente están esperando quienes nos escuchan hoy en México, en Francia, en otras partes del mundo, es cómo podemos salir de ese círculo psicosomático del estrés 

GG: Bueno eso, si me permites una palabrita más, este libro lo escribí con una querida amiga y colaboradora con la que hemos trabajado unos 20 años muy estrechamente juntos en grupos de terapia y de enseñanza Anne-Marie Filliozat, que ees psicoanalista clásica de la misma escuela inicial que yo digamos, la sociedad psicoanalítica de París, y ella también ha evolucionado hacia otros muchos intereses. Entonces enseñando sobre el estrés, la enfermedad y la consecuencia emocional de las enfermedades se nos ocurrió esta idea de representarlo en forma circular; es decir, hay un punto de impacto, qué puede ser el punto de impacto? Puede ser algo emocional, algo fuerte

CJ: Un estresor

GG: Exacto. " Estoy que no soporto más" eso parece una caricatura y no aplica en mi caso, lo digo claramente "Estoy que no soporto más a mi suegra" 

(risas)

CJ: Ok 

GG: Pero todos los domingos tengo que ir a comer a casa de la suegra, todos los viernes viene a comer a mi casa, tengo que escuchar lo que dice a mis hijos, en fin, ya estamos inventando situaciones

CJ: Es un ejemplo solamente 

GG: Pero no tan lejos de la realidad, entonces me tengo que contener porque si digo una palabra de más, pues mi esposa se enoja o se pone triste y yo quiero mantener bien el equilibrio familiar, de mi pareja  bueno, eso puede ser un ejemplo, hay un estresor emocional, yo no puedo vivir mi emoción, o no me permito vivir mi emoción, y entonces qué hago? Pues tengo que usar mecanismos de defensa y de adaptación; mis mecanismos de defensa y adaptación es no decir nada, es tragarme la saliva amarga, es sonreír cuando no tengo ganas, es callarme cuando quisiera... Y entonces qué pasa dentro del cuerpo? Lo más probable que pase, es que haya una alteración de mi presión arterial, porque el cuerpo es excesivamente sensible a las variaciones, estamos hablando de cosas grandes, pero si en este momento hubiera una pequeña variación en el suministro de la luz, esta iluminación de la piel generaría una reacción de alarma en el cuerpo porque los receptores no saben qué está variando, pero algo está variando en el ambiente, entonces la primera reacción es descarga de adrenalina para tener fuerza y esta fuerza de qué me va a servir? Hoy en día en nuestra sociedad muchas veces de nada, pero si fuera libre me serviría o prepararme para luchar, pegar, combatir o huir, entonces eso quiere decir: descarga de adrenalina, aumento del ritmo cardiaco y aumento de la presión arterial

CJ: Cambios corporales, cambios físicos

GG: Exacto; y si esto se alarga, se alarga, se alarga, pasamos a otra fase, las glándulas suprarrenales, esas pequeñas pirámides que están sobre los riñones aumentan su secreción, primero empiezan por la secreción del núcleo de la glándula, que es la adrenalina, y luego empiezan a segregar parte del cortex, y por eso se llama cortisol, de ahí deriva la cortisona. El cortisol me permite sostener, un poco como una ciudad, que está bajo el efecto de sitio de un ejército, y tiene que resistir, no sabe si va a poder resistir mucho tiempo o no pero mientras pues hacemos lo posible y si luego nada de esto resulta, pues vamos a llegar a un estado de cansancio, de agotamiento del organismo

CJ: Fatiga adrenal, lo que se conoce como síndrome de fatiga adrenal

GG: Así es. Entonces mientras todo esto, pues puedo tener aumento de la presión arterial, puedo tener aumento de la tensión muscular, aumento de las secreciones gástricas y tener algo de tipo gastritis, con acidez, dificultades digestivas y otras muchas cosas; una de las cuales muy frecuentes es insomnio; muchas cosas que no he podido procesar en el día, vienen a ocuparme y preocuparme en la noche y afectar mi calidad de sueño

CJ: Creo que es uno de los síntomas más característicos de una persona bajo estrés, la falta de sueño

GG: Si. Y luego podemos ver de todo. Según mi estado de salud, mi genética, mi predisposición, o todo esto lo voy a aguantar mucho tiempo, o voy a empezar a crear una patología específica, puede que el punto menos fuerte de mi sistema de defensa sea el cardiovascular y pues empiezo a tener una desregulación en mi presión arterial 

CJ: Así es

GG: O más bien es el sistema muscular porque sin darme cuenta hago todo lo posible para resistir, resistir, y puedo empezar a tener dolores de cuello; la tensión muscular dificulta la circulación sanguínea y eso se traduce en dolores de cabeza

CJ: Y entonces entra el factor psicológico o emocional que es pensar que algo malo está sucediendo con nosotros 

GG: Exacto. Y entonces tengo varias opciones, la primera desde luego, si me duele mucho la cabeza es tomar algún analgésico para calmarme pero si esto se va repitiendo o si me siento después de varias semanas, a veces tardo más en aceptarlo y son varios meses, cansado al despertar yo creo que ahí es una señal es bueno que vaya a consultar a un especialista, puede ser mi médico de cabecera y de confianza, no quedarme con mis propias interpretaciones

CJ: Algo que platicábamos en el video pasado que grabamos hace unos años es que entre el 80 y el 90 por ciento de las consultas médicas y lo sabemos, están asociadas al estrés, pero OJO, el estrés no es la causa única de la enfermedad, cierto?

GG: No, por supuesto, y el estrés en sí no es malo, porque lo hemos asociado a los demonios, no, el estrés es una respuesta natural y sin estrés estaríamos más o menos tónicos como babosas, entonces necesitamos algo de estrés para haberte levantado temprano como lo haces cada mañana, para estar aquí

CJ: Demasiado temprano para mi gusto

(risas)

GG: Para sostener la conversación, entonces todo en esto como en muchas otras cosas pues diríamos es dosificar, regular y no dejarte atrapar en el círculo vicioso que nos lleva un poco más, eso empieza con un círculo como esta mesa, pero luego da una vuelta más, otra vuelta más y al final estoy atrapado en la espiral del estrés


Fin de la primera parte


Visita nuestra página web

www.transformatuestres.com


Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

La semana pasada falleció uno de los líderes más importantes y respetados de nuestros tiempos: Nelson Mandela, Madiba, como le llamaban cariñosamente fue una figura reconocida no solo por su gran carisma y liderazgo, sino también por su capacidad para afrontar grandes adversidades a lo largo de su vida, es decir, su resiliencia personal.

Quizá la más conocida de las adversidades que tuvo que afrontar, fue la de pasar 27 años en prisión, por motivos políticos,17 de ellos en Robben Island y los 10 restantes en diferentes prisiones,pero sin que ello causará aparente mella en su ánimo pues se dice, que a pesar de estar recluido en condiciones precarias, en las ocasiones en las que se le permitía salir de su celda, él agradecía de buena gana a sus celadores y les bendecía.
Pero su rebelión en contra del Apartheid, que le valiera haber pasado una tercera parte de su vida en prisión, no fue la única adversidad que tuvo que afrontar: el divorcio de Winny, su esposa, se dice por infidelidad de …

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

Si hay una mujer en la historia de México reconocida por su arte es Frida Kahlo. Magdalena Carmen Frida (así se llamaba) quien plasmó en todas sus obras no solo el dolor sino su visión del mundo aprendió a ser resiliente desde niña.
Las secuelas de poliomelitis la hicieron objeto de las burlas de sus compañeras, situación que según sus biografías le hacia llenarse de rabia, pero también la motivó a redoblar sus esfuerzos para ser la mejor: lo mismo nadaba que corría o andaba en bicicleta; algunos de esos comentarios le lastimaban, y cómo no hacerlo, cómo acostumbrarse a un defecto físico, si todo el tiempo se lo recordaban.
Fue el amor de su padre Wilhem (Guillermo) lo que la impulsó a salir adelante, no por que carecería del de su madre, pero que debido al carácter rígido de ésta, la relación con el primero le era mucho más cercana. Wilhem dispuso que recibiera rehabilitación y la inscribió, a pesar de las protestas de su madre, a la Escuela Nacional de Preparatoria, que en aquel enton…

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?

Seguramente has escuchado este dicho. Se dice de una persona aparentemente fría, pero que en el fondo puede ser apasionada. Pero la realidad de tener las manos frías dista mucho del dicho, y aquí queremos explicártelo.

Tener las manos frías no es solo una sensación bastante incómoda, sino también puede ser signo de un problema circulatorio. En ocasiones, tener la temperatura muy por debajo de los 36.5 grados (la temperatura normal del cuerpo) puede llegar a constituir un problema serio.

El Síndrome de Raynaud, por ejemplo, es un desorden o alteración, que se caracteriza por la pérdida de la coloración de las yemas de los dedos, pies y otras partes del cuerpo. Este fenómeno es resultado de una vasoconstricción, es decir, la reducción o adelgazamiento de los vasos sanguíneos, con lo cual, la circulación de la sangre y por ende, el calor, no llega a las extremidades y debido a ello, la temperatura de las manos y los pies puede disminuir considerablemente.

En ocasiones, el Síndrome de Ra…