10 libros que todo psicólogo debe leer

Imagen
La Psicología es un campo en constante evolución, de ahí la importancia de quienes nos dedicamos a esta profesión estemos en permanente actualización. Una de las formas de lograrlo, además del entrenamiento, es la lectura. 

Gracias a los avances tecnológicos, hoy podemos acceder a una cantidad ilimitada de libros y otros materiales incluso en la red. Aunque personalmente prefiero los libros impresos, los electrónicos, tienen además la ventaja de ser más económicos.

Por otro lado, la globalización nos obliga a leer no solo en nuestro idioma nativo, sino también en otros idiomas. Aunque existe un número importante de libros traducidos al español, leer en inglés y otros idiomas es una asignatura obligada.

Con base en estas ideas, he elaborado esta lista de libros que forman parte de mi biblioteca. Aunque no son tan nuevos la mayor parte de ellos, considero son una buena recomendación si no los has leído. Espero que sean de tu interés: 


1. The Brain that changes itself, Norman Doidge

Este fasc…

Por qué llorar es una forma de ser resiliente



Ante los acontecimientos que han sucedido recientemente, no solo en México sino en El Caribe, los Estados Unidos y otras partes del mundo, pareciera que muchos traemos la sensibilidad "a flor del piel". Además de los eventos naturales como los sismos y los huracanes, los ataques terroristas, las guerras, son situaciones a las que no podemos permanecer ajenos o inmunes.

La escasa comprensión que todavía parece existir sobre la RESILIENCIA, lleva a muchas personas a pensar que para ser resilientes, tenemos que ser "fuertes" todo el tiempo, que hay que reír siempre, y mostrarse indestructible frente a las circunstancias. Esta falsa idea, ha permeado por ejemplo en la educación de los varones, en la que se les ha instruido a no llorar, porque llorar es de niñas, es signo de poca hombría, etc.

Pero llorar, no es solo algo perfectamente saludable y normal frente a los hechos que vivimos hoy día, sino que puede ser de hecho, una forma de volvernos más resilientes.


De acuerdo a un artículo, llorar tiene importantes beneficios, entre ellos:


1. Nos permite liberar el estrés. Un estudio hecho por la Asociación Americana de Psicología muestra que llorar permite a las personas liberar el estrés, canalizar y filtrar los pensamientos que les causan preocupación y dolor. El no hacerlo, puede conducir a las personas a sufrir daño psicológico en el largo plazo. 

Al llorar, liberamos la tensión cotidiana, lo cual nos permite sentir alivio y recargar nuestras baterías. Las lágrimas asociadas a una emoción, también contienen hormonas que al ser liberadas mejoran nuestro estado de ánimo. 

El profesor Roger Baker de la Universidad de Bournemouth señala que llorar nos permite transformar el distrés o estrés negativo en algo tangible, y este proceso en sí mismo reduce las posibilidades de trauma. 


2. Nos permite liberarnos del qué dirán. El sentirse vulnerable usualmente aparece en relación a los demás. Con frecuencia, ante las ganas de llorar, tendemos a suprimirlas por el temor a mostrarnos débiles ante los otros y que éstos se aprovechen de ello.

Pero contrariamente a este pensamiento, un estudio señala que la respuesta ante alguien que llora es menos negativo y más compasivo. Aunque para algunas personas, ver a otro llorar puede ser incómodo, hacerlo nos permite colocar nuestros sentimientos por sobre las expectativas de los demás. Y eso, es realmente valioso. 


3. Nos permite afrontar nuestros sentimientos. La realidad es que podemos llorar por diversas causas, no solo por estrés, también el llanto puede estar asociado a desequilibrios hormonales, tristeza, soledad, enojo, e incluso hay quienes lloramos al ver una película o escuchar una canción. O aún más, sin que podamos identificar la causa. 

Reconocerla, podría, llevarnos a un mejor manejo de nuestras emociones, mientras que el no hacerlo, puede conducirnos a problemas mayores, como conductas compulsivas, adicciones (para no enfrentar nuestras emociones) e incluso a sufrir depresión.


4. Nos permite experimentar más empatía hacia los demás. Aquellas personas que aceptan la tristeza como una emoción, pueden también sintonizar más cuando otros la experimentan, logrando relaciones interpersonales más significativas y cohesivas. 



Pese a lo anterior, si el llanto es recurrente o incontrolable, es conveniente buscar ayuda profesional, para identificar las causas y atenderlas.




Puedes también leer:



Visita nuestra página web





Comentarios

  1. Coincido con todo lo expuesto, el destino de las emociones(aún y sobretodo las padecientes) es ser expresadas... Los que trabajamos desde la psicosomatica lamentablemente vemos como lo contrario indefectiblemente se expresa pero en el cuerpo, lesionándolo.La sociedad acepta más el autocontrol de las emociones que la expresión de ellas, aún hoy
    con revisionismo de mandatos, mediante.

    ResponderEliminar
  2. A veces llorar es una forma de mostrar la frustración, la rabia el malestar, si se expresa creo que también es util para la persona que lo logra. algo de la infancia pero es también una forma. Lo otro que veo es que si no se cumple esto, rapidamente aparecen los síntomas físicos en forma de alergias, trastornos respiratorios etc.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Claudia. Creo que el autocontrol que mencionas parte de reconocer las propias emociones. Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

LOS BENEFICIOS DE LA RESPIRACION DIAFRAGMATICA