Ir al contenido principal

La tormenta de nieve


Cuando trato de describir a mis pacientes lo que sucede con ellos en los meses de invierno, utilizo esta metáfora porque me parece muy útil y aplicable para entender como los síntomas depresivos pueden intensificarse en esta época.


"Imagina que estás atravesando por una tormenta de nieve.. Hay viento y granizo, el frío recorre todo tu cuerpo y tienes que hacer un gran esfuerzo para avanzar por que la nieve no te deja avanzar. Puedes elegir quedarte en casa, pero igual te sentirás desganado, querrás estar acurrucado pues tu nivel de energía es bajo. Querrás dormir mucho. Querrás comer cosas dulces o quizá, no tengas ganas de comer. Puede ser incluso que no puedas pensar con claridad".

Pero una vez que pase la tormenta, les digo, podrán volver a realizar sus actividades diarias, sus síntomas irán mejorando o disminuyendo. No quiere decir que serán otras personas distintas, pero si que se sentirán mejor.

Es muy importante ser claros con los pacientes y no negar las dificultades que pueden atravesar, pero también animarlos a soportar las inclemencias del tiempo en un sentido metafórico, o los síntomas que pueden acentuarse en esta época. Las metáforas en la Terapia Cognitivo Conductual es un recurso que puede ser utilizado para reforzar alguna idea durante las sesiones, pues se cree que pueden ser más efectivas que el razonamiento abstracto. Las metáforas


"Ayudan a nuestra mente a encontrar patrones familiares y construir puentes entre lo nuevo y lo desconocido absorbiendo nuevas ideas y convirtiéndolas en conceptos familiares" (1)

Además del uso de metáforas en la terapia, algunas otras medidas que pueden ayudar a quienes sufren de esta condición son:


  • Utilizar lámparas de luz. Aunque lo mejor es recibir la luz natural, este tipo de lámparas pueden ayudar durante los meses de invierno. La fototerapia es indicada para tratar la depresión estacional, el jetlag y las alteraciones del sueño.
  • Consumir vitamina D. Aunque esta se obtiene de manera natural de la luz solar, cuando la exposición es insuficiente, puede suplementarse. Las fuentes naturales de esta vitamina se encuentran en algunos pescados como el atún, el salmón o las sardinas, el aceite de hígado de bacalao, la leche fortificada, o la yema de huevo.
  • Procurar dormir 7-8 horas diarias. Así como la falta fue sueño puede afectar nuestro organismo, dormir más de la cuenta también puede hacerlo.
  • Evitar el aislamiento. Aunque los deseos de estar solo puedan predominar, es importante procurar la compañía de otros que puedan animarnos en esta época.

Sentirse melancólico, nostálgico o falto de energía en esta época puede formar parte de una depresión estacional o de una depresión crónica o distimia cuyos síntomas se intensifican. Pero en ocasiones, estos síntomas pueden corresponder a otras situaciones que deben ser atendidas, por lo que siempre es aconsejable recibir ayuda especializada para poder establecer la diferencia y recibir la atención requerida.

Visita nuestra página web

www.transformatuestres.com 

Comentarios

Entradas populares de este blog

HISTORIAS DE RESILIENCIA: NELSON MANDELA

La semana pasada falleció uno de los líderes más importantes y respetados de nuestros tiempos: Nelson Mandela, Madiba, como le llamaban cariñosamente fue una figura reconocida no solo por su gran carisma y liderazgo, sino también por su capacidad para afrontar grandes adversidades a lo largo de su vida, es decir, su resiliencia personal.

Quizá la más conocida de las adversidades que tuvo que afrontar, fue la de pasar 27 años en prisión, por motivos políticos,17 de ellos en Robben Island y los 10 restantes en diferentes prisiones,pero sin que ello causará aparente mella en su ánimo pues se dice, que a pesar de estar recluido en condiciones precarias, en las ocasiones en las que se le permitía salir de su celda, él agradecía de buena gana a sus celadores y les bendecía.
Pero su rebelión en contra del Apartheid, que le valiera haber pasado una tercera parte de su vida en prisión, no fue la única adversidad que tuvo que afrontar: el divorcio de Winny, su esposa, se dice por infidelidad de …

HISTORIAS DE RESILIENCIA: FRIDA KAHLO

Si hay una mujer en la historia de México reconocida por su arte es Frida Kahlo. Magdalena Carmen Frida (así se llamaba) quien plasmó en todas sus obras no solo el dolor sino su visión del mundo aprendió a ser resiliente desde niña.
Las secuelas de poliomelitis la hicieron objeto de las burlas de sus compañeras, situación que según sus biografías le hacia llenarse de rabia, pero también la motivó a redoblar sus esfuerzos para ser la mejor: lo mismo nadaba que corría o andaba en bicicleta; algunos de esos comentarios le lastimaban, y cómo no hacerlo, cómo acostumbrarse a un defecto físico, si todo el tiempo se lo recordaban.
Fue el amor de su padre Wilhem (Guillermo) lo que la impulsó a salir adelante, no por que carecería del de su madre, pero que debido al carácter rígido de ésta, la relación con el primero le era mucho más cercana. Wilhem dispuso que recibiera rehabilitación y la inscribió, a pesar de las protestas de su madre, a la Escuela Nacional de Preparatoria, que en aquel enton…

MANOS FRIAS: CORAZÓN ARDIENTE?

Seguramente has escuchado este dicho. Se dice de una persona aparentemente fría, pero que en el fondo puede ser apasionada. Pero la realidad de tener las manos frías dista mucho del dicho, y aquí queremos explicártelo.

Tener las manos frías no es solo una sensación bastante incómoda, sino también puede ser signo de un problema circulatorio. En ocasiones, tener la temperatura muy por debajo de los 36.5 grados (la temperatura normal del cuerpo) puede llegar a constituir un problema serio.

El Síndrome de Raynaud, por ejemplo, es un desorden o alteración, que se caracteriza por la pérdida de la coloración de las yemas de los dedos, pies y otras partes del cuerpo. Este fenómeno es resultado de una vasoconstricción, es decir, la reducción o adelgazamiento de los vasos sanguíneos, con lo cual, la circulación de la sangre y por ende, el calor, no llega a las extremidades y debido a ello, la temperatura de las manos y los pies puede disminuir considerablemente.

En ocasiones, el Síndrome de Ra…